Es algo bastante habitual. Te probás ropa y mandás una foto a tu pareja, un amigo o alguien para ver qué opina. Hasta ahí, nada fuera de lo común. El tema es que Sydney quería saber cómo le quedaba un vestido. Pero le mandó un mensaje a un número equivocado.

Tuvo suerte: las fotos le llegaron a un hombre que, cordialmente, le dijo lo que ella necesitaba escuchar… y cerró la charla con una foto épica.

Esto fue lo que dijo el señor. “Creo que este mensaje estaba pensado para alguien más. Mi mujer no está en casa, así que no puedo tener su opinión, pero los chicos y yo pensamos que lucís despampanante en ese vestido. Definitivamente deberías comprarlo“. Y lo cerró con esta tierna imagen.

La que compartió el intercambio fue su amiga Mandi Miller y el tuit la rompió: ya suma 659 mil me gusta y 160 mil RT.

Fuente

LEAVE A REPLY