Lenovo presentó en la feria CES en la ciudad estadounidense de Las Vegas su alianza con Google para impulsar la realidad virtual, y renovó su catálogo con nuevos Moto Mods, sus complementos de sus teléfonos móviles Motorola.Se trata de módulos que aportan funciones adicionales, como altavoz, batería, cámara con zoom y proyector. 

La empresa anunció una alianza con Indiegogo para sacar “mods” mejores y más rápidos. El sistema creado en 2016 sigue vigente con apoyo de inventores y visionarios que experimenta con esta idea inspirada en el Project Ara de Google.En lo sucesivo los móviles compatibles tendrán una aplicación instalada de serie para comprar diferentes mods desde el propio terminal.

De este modo se saltan la distribución y consiguen verificar que todos los de la tienda tienen la calidad deseada.Entre los mostrados en el escenario hubo dos que llamaron la atención: Livermorium, que trae de vuelta el teclado, el deslizante de los viejos tiempos, y Vita, que mide saturación de oxígeno, pulso, presión sanguínea así como temperatura, tomando los datos y al teléfono.

FUENTE

SHARE
Previous articleEvacuan una Apple Store tras explotar la batería de un iPhone
Next articleNueva actualización de WhatsApp prioriza las videollamadas
Ing. Hiddekel Morrison
Pionero en la difusión de tecnología en República Dominicana en Radio, Periódico, Televisión e Internet. Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, Especialidad en Telecomunicaciones Universidad Wisconsin Estados Unidos, Maestría en Administración de Operaciones y Postgrado en Parlamentarismo. Profesor universitario a nivel de grado y maestría, autor de varios libros entre los que se encuentra el Primer Libro sobre la Historia de las Telecomunicaciones en República Dominicana, galardonado Joven Sobresaliente de la República Dominicana año 2008 por JCI Jaycees´72, distinguido como Personajes sobresaliente de República Dominicana y “Profesional Sobresaliente por la Sociedad de Profesionales de las Telecomunicaciones de la República Dominicana (PRODETEL).

LEAVE A REPLY