Aquí están los 5 consejos de que debes tomar en cuanta para protegerte

Bloquéelo con una contraseña
Los dispositivos móviles son tan pequeños que podemos llevarlos en el bolsillo o hasta en la mano, pero su tamaño, además de hacerlos fáciles de manejar, también los hace fáciles de extraviarlos.

Para evitar que personas no autorizadas tengan acceso a su lista de contactosfotos personalesaplicaciones correos electrónicos, bloquee su dispositivo con una contraseña. Con esta simple acción puede controlar lo que otros pueden ver si toman su teléfono.

Evite las redes Wi-Fi públicas
Los teléfonos inteligentes y tabletas pueden ayudar a mantenernos conectados mientras estamos en un restaurante o en un estadio de fútbol, pero los cibercriminales pueden interceptar y controlar fácilmente toda la información que se envía a través de las redes Wi-Fi públicas, lo que puede incluir su número de cuenta bancaria o tarjeta de crédito.

Para no convertirse en víctima, evite el uso de las redes Wi-Fi y desactive la conectividad Wi-Fi de su smartphone cuando esté fuera de su red doméstica.

La mayoría de los teléfonos inteligentes intentarán conectarse automáticamente cuando detecten una señal de Wi-Fi, por lo que desactivar esta función podrá mantener los datos en su teléfono o tableta libre de miradas indiscretas.

Proteja sus dispositivos
Cualquier dispositivo móvil que utilice para conectarse a Internet debe tener un software de seguridad, instalado y actualizado.

Esto lo protegerá contra aplicaciones sitios web fraudulentos, manteniendo la privacidad del usuario, gracias a las funciones de filtrado de texto, llamada y antirrobo, las cuales garantizan la seguridad de los datos del usuario cuando un dispositivo se pierde o es robado.

Atención con la descarga de aplicaciones
Muchas veces los hijos utilizan los dispositivos móviles para entretenerse. Bajan juegos aparentemente inofensivos para pasar el tiempo pero ¿sabe si lo que en verdad está bajando es una aplicación oficial?

Para estar seguro, sólo descargue aplicaciones procedentes de fuentes de confianza, como el App Store de Apple o Google Play.

Si bien el “rooting” y el “jailbreaking” no están prohibidos, son procesos que requieren cierto conocimiento.

La recomendación es que solo lo haga si conoce los riesgos a los que se expone el móvil al momento de hacerlo y sabes cómo combatirlos.

Si lo hace podrá descargar aplicaciones desde cualquier tipo de repositorio, cambiar la configuración del equipo y evadir ciertas medidas de seguridad del sistema operativo, si es lo que buscaba, pero nunca pierda de vista el hecho de que en repositorios no oficiales podría haber software infectado o aplicaciones invasivas que piden excesivos permisos para recabar datos una vez instaladas.

Sea cauteloso
Los fraudes en línea vienen en todo tipo de formas, a través de correos electrónicos o por medio de las redes sociales. Algunas veces estos correos piden sus datos personales.

Nunca descargue archivos, o haga clic en enlaces sospechosos. No confíe en los mensajes con errores ortográficos evidentes. Compruebe siempre la dirección del remitente.

Si aún piensa que el mensaje que ha recibido es real, compruebe la información. Expresiones como “su dirección de correo electrónico fue seleccionado” o “su dirección ha ganado” son signos reveladores de que el mensaje es parte de una estafa.

LEAVE A REPLY