La Dirección General de Aduanas halló y comisó un cargamento de 8,381 celulares de modelos varios y distintas marcas que llegó al país en una importación irregular

En un comunicado de prensa, la autoridad aduanera detalló que la operación se intentó realizar presentando documentación falsa para usurpar, además, los incentivos fiscales y trámites aduaneros especiales que se otorgan dentro del Régimen de Zona Franca.

Durante una rueda de prensa, el director general de Aduanas, Enrique A. Ramírez Paniagua, informó que el hallazgo se produjo en un operativo efectuado el pasado viernes en la terminal de carga del Aeropuerto Internacional Las Américas, en el que además se encontraron cinco rifles y tres pistolas.

“Estamos ante un caso de fraude que incluye la violación a la legislación aduanera y a la legislación penal ordinaria, del cual está siendo apoderado el Ministerio Público, para los sometimientos correspondientes y solicitud de medidas de coerción a los posibles imputados del presente caso”, precisó Ramírez Paniagua, durante una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de funcionarios del Ministerio de Defensa.

El cargamento de celulares, las armas y los cientos de partes para los teléfonos llegó en seis paletas consignadas a la empresa de zona franca “Auxiliares Textiles, S. A.”, las cuales venían descritas en el manifiesto aduanero como textiles. La forma, peso, estructura y modo de empaque llamó la atención de los oficiales de aduanas en la zona primaria del AILA, por lo que procedieron a verificar por examen físico el contenido.

Entre los teléfonos celulares hallados hay 2,467 Samsung Galaxy, 2,363 LG, 204 IPhone, 1976 Alcatel, 741 ZTE, 30 Huawei, 304 HTC, 192 Kyocera, 20 Sony Xperia y 84 Moto E4, para un total de 8,381 celulares, listos para entrar irregularmente al mercado. Igualmente, fueron halladas 9,524 pantallas para celulares, 222 tabletas, 1,553 memorias USB, 343 baterías para celulares, 239 cargadores para igual número de equipos, 13 Smart Watch, cuatro Psp y dos sistemas para cámaras de seguridad.

Las armas comisadas fueron entregadas este lunes al Ministerio de Defensa, de conformidad con lo que establece la ley. Asimismo, los agentes de Aduanas encontraron en dichas paletas mercancías variadas, tales como carteras, ropas, videojuegos y otras.

La DGA reportó que el nombre de la empresa Auxiliares Textiles S.A. fue utilizado sin su consentimiento, según le indicaron sus representantes a la autoridad aduanera al ser notificados.

Se pudo establecer, conforme a los registros del Sistema Integral de Gestión Aduanera (SIGA), que estas mercancías fueron presentadas en la administración aduanera del aeropuerto con las declaraciones número 20050-IC01-1708-006551 y 20050-IC01-1708-006650, consignadas falsamente a Auxiliares Textiles S. A.

La Dirección General de Aduanas informó que las mismas fueron presentadas por el agente aduanal Gustavo Adolfo Estévez Morales, utilizando la resolución núm. 422-CE, correspondiente a Zip Code Express S.R.L.

Sin embargo, luego del examen físico de la carga se comprobó que, conforme las etiquetas, la mercancía fue remtitida a las empresas courier Cargamar SRL. y LaserPaq SRL., la primera ya se encuentra suspendida y la segunda carecía de licencia.

El Departamento de Inteligencia Aduanera y los demás organismos de investigación del Estado, dan seguimiento a una posible red o mafia organizada que, según evidencias, utilizan los servicios de couriers para contrabandear y defraudar el fisco, indicó en un comunicado la DGA.

FUENTE

LEAVE A REPLY