Intel avanza en sus planes para convertirse en un verdadero gigante de la conducción autónoma. La firma cerró la adquisición de Mobileye, una compañía israelí dedicada a la fabricación de sensores inteligentes para automóviles y confirmó que desarrollará una flota de más de 100 vehículos de prueba con capacidades SAE Nivel 4 (es decir, totalmente autónomos) que llegarán a las rutas a finales de 2017.

La flota estará diseñada para mostrar el sistema de conducción autónoma desarrollado por Intel y Mobileye, un software que se espera ofrecer a la industria automotriz para la solución de una gama de aplicaciones y usos diferentes. Por ello, se utilizarán diferentes marcas y tipos de vehículos, para demostrar que la plataforma puede ser utilizada por cualquier fabricante.

Intel aclaró además que la flota será usada para la validación de los sistemas de seguridad y para trabajar con los organismos reguladores para cumplir con todos los requisitos de las reglas de transporte urbano. Las pruebas se llevarán a cabo en Estados Unidos, Israel y algunos países de Europa.

Fuente

LEAVE A REPLY