La resolución de la Asociación de Clínicas Privadas, de retirar los televisores de las habitaciones por no poder pagar el impuesto establecido por la Ley 65-00 de Derecho de Autor, comienza a afectar a los pacientes.

La situación es más incómoda en áreas pediátricas donde pasan días sin tener con qué entretener a los niños internos. Tras la reclamación de cobro de la Oficina Nacional de Derecho de Autor, unos 116 centros de salud privados del país se vieran en la necesidad de suspender el servicio de transmisión de programas de televisión, en todas sus categorías, así como música y videos.

Andeclip dijo que tomaba la medida para no cargar con más gastos a los usuarios, por lo que espera que el Congreso escuche su llamado y excluya a las clínicas y hospitales de este impuesto, porque es un servicio que va en bienestar del paciente, tal como está estipulado en países como España o Estados Unidos, además de que pagan impuesto a la compañía de cable que les da el servicio.

Conflicto
El doctor Rafael Mena, presidente de Andeclip, explica que mantienen ese conflicto por la sencilla razón de que pagan el contenido del cable y pagan los impuestos al Estado dominicano por lo que la compañía de cable les factura, que es un 30 por ciento.

“Nos están cobrando un impuesto nuevo por cada televisor que tenga una clínica u hospital a diario, úselo o no, entonces pienso que eso es totalmente injusto si nosotros pagamos, cumplimos con la ley y que ahora tengamos que cumplir con otra ley”, expresó Mena.

Según dijo, el pago sería de nueve pesos por día por cada televisor, y que aunque se vea un pago mínimo, si se le suma al hecho de que hace años que no les aumentan la cobertura de las clínicas, en el fondo es bastante pesado para ellos.

Explicó que solicitaron al Congreso que por lo menos a las clínicas y hospitales se les exonere ese servicio por ley, y que están a la espera del llamado para ser oídos, que se haga vista pública y se le dé curso a la petición, llegando a un acuerdo satisfactorio para todas las partes.

En tanto que el doctor Daniel Rivera, presidente de la clínica Unión Médica del Norte, miembro de Andeclip, dijo que han propuesto que se haga igual que en otros países, que un televisor en una clínica no se vea como algo comercial, si no como algo de bienestar y de confort para el paciente. Igual dijo que le pagan impuesto a la compañía de cable, y por tanto estas son las que tienen que ajustarse con sus permisos internacionales.

“Inmediatamente mueves un televisor, ellos te mandan una instancia de pago, hay empresas colegas que les han puesto uno o dos millones de pesos como demanda de que le deben por el tiempo que tienen utilizando el televisor, pero nunca recibió una información cuando surgió la ley, sino muchos años después es que aparece esa solicitud”, precisó Rivera. l

Madre se queja por no disponer de TV

Rosa Delia Castro tiene un niño de dos años interno desde hace seis días en una clínica privada y aboga porque se resuelva ese conflicto, ya que no es fácil estar sin televisor, comprando internet caro para entretenerlo. “Uno tiene que traer sus aparatos para que los niños se entretengan, ya que es difícil de por sí tener un niño enfermo y encima no tener con qué distraerlo”.

FUENTE

SHARE
Previous articleNintendo confirmó que lanzará la Super Nintendo Mini este año
Next articleAseguran Compras por el internet impactan Economía Dominicana
Ing. Hiddekel Morrison
Pionero en la difusión de tecnología en República Dominicana en Radio, Periódico, Televisión e Internet. Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, Especialidad en Telecomunicaciones Universidad Wisconsin Estados Unidos, Maestría en Administración de Operaciones y Postgrado en Parlamentarismo. Profesor universitario a nivel de grado y maestría, autor de varios libros entre los que se encuentra el Primer Libro sobre la Historia de las Telecomunicaciones en República Dominicana, galardonado Joven Sobresaliente de la República Dominicana año 2008 por JCI Jaycees´72, distinguido como Personajes sobresaliente de República Dominicana y “Profesional Sobresaliente por la Sociedad de Profesionales de las Telecomunicaciones de la República Dominicana (PRODETEL).

LEAVE A REPLY