En solo 24 horas, Whatsapp corrigió una peligrosa vulnerabilidad en su versión web que permitía insertar un código malicioso dentro de una imágen. Cuando el usuario la abría, daba acceso a los hackers a todo el historial de mensajes y adjuntos.

A pesar de haber aplicado desde hace tiempo el cifrado de extremo a extremo en todos sus mensajes, investigadores de la firma de seguridad informática Check Point detectaron que Whatsapp y, en menor medida, Telegram, eran vulnerables a esta práctica de piratería informática. Ambas compañías recibieron el aviso el pasado 8 de marzo; para el 9, en Whatsapp ya estaba corregido, mientras que en Telegram estuvo resuelto recién el lunes.

Afortunadamente, la vulnerabilidad no llegó a ser explotada por los hackers, según han reportado ambas compañías. Sin embargo, tal como han explicado los responsables del descubrimiento, hay que estar atentos a los movimientos que puedan haber hecho las agencias de seguridad, ya que recientes filtraciones han dejado al descubierto sus tácticas de espionaje digital, que incluyen el monitoreo de apps de mensajería.

FUENTE

LEAVE A REPLY