Con dos años de retraso respecto a su principal competidor, Telegram ha anunciado este jueves la puesta en marcha de una nueva funcionalidad: las llamadas de voz. La nueva herramienta, que WhatsApp puso en marcha en 2015, llega ahora en Europa Occidental aunque la compañía asegura que muy pronto llegará también al resto del mundo.

Telegram, fundada en 2013 por Pavel Durov, justifica su «retraso» porque quería lanzar las llamadas en los mejores «términos de calidad, velocidad y seguridad». La interfaz, aseguran, es muy fácil de utilizar

«Las llamadas se basan en el encriptado de extremo a extremo», explica Telegram, tal y como funcionan los chats secretos dentro de la «app». Se trata de una clave de verificación, que nació en 2013, que solo el emisor y el receptor conocen con el objetivo de que nadie pueda leer los mensajes. Ahora, con las llamadas pasa lo mismo, solo que para que los usuario sepan que es segura, el código secreto aparecerá en cuatro emojis. «Hemos mejorado el mecanismo de intercambio de claves», explica la compañía.

Otra característica de la que presumen Telegram es que las llamadas de voz son muy rápidas. «Siempre que sea posible, sus llamadas pasarán a través de una conexión peer-to-peer, utilizando los mejores códecs de audio para ahorrar tráfico y proporcionar una calidad cristalina», asegura la aplicación. «Si no se puede establecer una conexión peer-to-peer -continua-, Telegram utilizará el servidor más cercano para conectarse con la persona que está llamando de la manera más rápida posible. A diferencia de otras aplicaciones,Telegram tiene una infraestructura distribuida en todo el mundo que ya hemos utilizado para entregar sus textos más rápido que otras aplicaciones. Ahora estos servidores también se utilizarán para llamadas». Además, la compañía asegura que en los próximos meses va a expandir su red de distribución de contenido en todo el mundo, consiguiendo así una conexión a la velocidad de la luz.

Por último, Telegram explica cómo sus llamadas de voz son inteligentes. Es decir, la inteligencia artificial se incorpora a esta funcionalidad para que cada vez que un usuario haga una llamadas, una red neuronal aprenda de los comentarios y del dispositivo. «La máquina optimiza docenas de parámetros basados en esta entrada, mejorando la calidad de futuras llamadas en el dispositivo y la red. Estos parámetros se pueden ajustar durante una conversación si hay un cambio en su conexión», asegura Telegram, de tal manera que usará menos datos cuando haya una mala conexión.

Los usuarios que quieran probar ya la nueva funcionalidad tan solo tiene que actualizar la aplicación. Y, si les preocupa el consumo, pueden activar la opción «Usar menos datos» en «Configuración de datos y almacenamiento» aunque desde la compañía aseguran que «las llamadas se adaptan automáticamente a la velocidad y el tipo de conexión para consumir el mínimo de datos posibles».

FUENTE

LEAVE A REPLY