Más equipos conectados equivale a más posibilidades de aparición de software dañino orientado a robar información o a dejar equipos en desuso, informó iprofesional.com. Si esto ya ocurría con Smartphones, tablets y computadoras, ahora llegó el turno de los smart TV. Un modelo de televisor 2014 con sistema operativo Android fue infectado por un ransoware luego de haberse descargado una aplicación para ver una película.

El ransomware es una de las infecciones informáticas más extendidas de los últimos tiempos. Se trata de un programa malicioso que encripta equipos o archivos y, luego, para poder volver a tomar el control de ellos, pide dinero a cambio.

El televisor afectado fue un LG propiedad de una familia estadounidense. El ataque fue reportado por un desarrollador de software llamado Darren Cauthon en su cuenta de Twitter. Esa información fue tomada en la Argentina por Cristian Borghello, un experto en ciberseguridad, que dio cuenta de esta situación en su blog Segu.info.

Borghello indicó que el dispositivo pudo haber sido afectado por una variante del llamado “virus de la policía” pero en vez de bloquear el equipo, bloquea los archivos. Esto impidió que el televisor funcionara de la manera adecuada.

La infección se concretó cuando el dueño del televisor intentó descargar una aplicación para ver una película a través de páginas de terceros y no de la tienda oficial para consumir ese tipo de contenidos.

Para resolver el problema Cauthon debió contactarse con el soporte técnico de LG. Pagó u$s340 por el arreglo, un poco menos que los u$s500 que pedían los ciberatacantes para liberarlo.

Borghello sostuvo que el virus que atacó en esta oportunidad a televisores de LG se llama Flocker y que si bien ahora afectó a esta compañía coreana, a medida que haya más dispositivos conectados los problemas se multiplicarán. Y otras marcas, como Samsung, Panasonic o Sony, entre otras, también podrían estar en la mira de los ciberatacantes.

FUENTE

LEAVE A REPLY