Siempre hemos reiterado que para dar respuesta a los múltiples y diversos problemas que hoy vive nuestra República Dominicana, es necesario ser creativos, romper esquemas y sobre todo actuar, haciendo uso de la tecnología como herramienta fundamental que sirve de eje transversal para dar respuesta a todos los problemas que actualmente impactan a nuestro país. Como es el caso del terrible problema del congestionamiento “tapones” que se generan en el tránsito vehicular en las principales calles y avenidas del país.

Analizando cómo la tecnología puede contribuir significativamente a mitigar este angustiante y estresante problema, he estado estudiando cómo el uso de los semáforos inteligentes sería clave para viabilizar el flujo vehicular, pues en gran medida el programa de los tapones tiene mucho que ver con la falta de coordinación entre las diversas intersecciones donde se cede el paso y algunas intersecciones siguientes se detiene, haciendo poco efectivo el flujo vehicular, debido a que no hay coordinación y sincronización entre los semáforos o los agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) de cada intersección.

Semáforo es un término de origen griego: «???? (sema)», que significa señal, y «????? (foros)», que significa portador, es decir, semáforo es lo que “lleva las señales”, una tecnología utilizada por primera vez en el año 1898 en Londres y, 16 años más tarde, en Estados Unidos con un prototipo más moderno, parecido al que conocemos hoy en día. Actualmente los semáforos son determinantes en la viabilizarían del tránsito, que no entendemos por qué en muchos casos la AMET quiere sustituirlos ineficientemente por agentes que en algunos casos complican más la situación de congestionamiento.

Se hace urgente que el país inicie un proyecto de instalación de la más moderna generación de Semáforos, llamados “Semáforos Inteligentes”, los cuales se podrían colocar en las principales intersecciones del país, sincronizarse, controlarse remotamente y permitir que los grandes tramos de calles y carreteras e intersecciones vehiculares funcionen de forma fluida y ágil, todo computarizado, centralizado e interconectado.

Seamos creativos en el abordaje de los desafíos que tenemos como sociedad; “Con tecnología, juntos haremos el cambio”.

LEAVE A REPLY