AurousCuando todavía no ha pasado un mes desde que su nombre apareciese por primera vez en los medios especializados; Aurous, el también conocido como Popcorn Time de la música, ya se encuentra disponible.

Compatible con Linux, Mac OS X y Windows, esta primera versión del software (0.1 Alpha) que permite compartir música de manera masiva, viene con una interfaz de usuario que recuerda a la de otras aplicaciones específicas como Spotify. Eso sí, carece de anuncios (a excepción de algunos banners no intrusivos).

Captura De Pantalla 2015 10 13 A La S 09 40 57

Al margen de la atractiva apariencia –que, por cierto, puedes personalizar gracias a la API deplugins del servicio y siempre y cuando poseas conocimientos de CSS, HTML5 o Javascript; y que también se parece a la de TorrentTunes– y de la supresión de la publicidad –que permite una escucha fluida y sin interrupciones-, la herramienta ofrece otras virtudes.

Por ejemplo, Aurous nos brinda la posibilidad de importar nuestras listas de reproducciónde sitios como YouTube, Pandora y el citado Spotify, entre otros; y acceder a la música ya almacenada en nuestro disco duro (en FLAC, WAV o MP3).1

Eso sí, también puede quedarse corta e incluso decepcionar en otros aspectos. El proyecto, desarrollado por el programador Andrew Sampson, se postulaba como el nuevo Grooveshark, suspendida por hospedar material que vulneraba los derechos de autor; sin embargo, parece que se encuentra lejos de serlo (al menos todavía). De hecho, se sirve de MP3s de servicios externos como VK y pleer.

Además, su biblioteca de contenido resulta bastante limitada; faltan pistas y artistas.

Por otra parte y ante la polémica suscitada (no tiene ningún tipo de acuerdo con autores ni editores, entre otros), Sampson anunció ayer mismo la asociación con Protip, un servicio de inflexión digital que utiliza la tecnología blockchanin de bitcoin, con la intención de que los usuarios puedan compensar económicamente a los artistas.

En todo caso y probadas sus características, a este servicio todavía le queda mucho para protagonizar una revolución similar a la que supuso la versión para contenidos audiovisuales que ha tratado de emular y cuyo nombre ha usado para promocionarse: Popcorn Time.

FUENTE

LEAVE A REPLY