(FILES) This March 18, 2015 file photo shows a man as he browses through an Apple store at the Grand Central Station in New York.  A US appeals court on June 30, 2015 upheld a 2013 ruling that Apple led an illegal conspiracy to fix prices of e-books in violation of anti-trust laws. The 2-1 ruling by a panel of the US Court of Appeals affirmed the finding that Apple spearheaded a collective effort by publishers to end price competition for e-books. "By organizing a price-fixing conspiracy, Apple found an easy path to opening its iBookstore, but it did so by ensuring that market-wide e-book prices would rise to a level that it, and the publisher defendants, had jointly agreed upon," Judge Debra Ann Livingston wrote in the ruling. AFP PHOTO/JEWEL SAMAD

Una corte de apelaciones de Nueva York ha confirmado un fallo contra Apple a la que encontró culpable por conspirar con varias editoriales para subir el precio de los libros electrónicos, violando así las leyes antimonopolio.

Por dos votos a favor y uno en contra, la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Manhattan puso fin a tres años de litigios al confirmar la sentencia en primera estancia de la juez federal Denise Cote en 2013.

“Hemos concluido que la juez de distrito decidió correctamente que Apple orquestó una conspiración con varias editoriales para subir el precio de los libros electrónicos”, explicó la jueza Debra Ann Livingston en la sentencia.

La empresa ya llegó a un acuerdo extrajudicial el año pasado para poner fin a la demanda civil presentada por consumidores y varios estados aunque ahora se ha conocido que Apple deberá pagar una multa de unos 450 millones de dólares.

Apple puede seguir reclamando

Una vez conocida la decisión de la corte de apelaciones, ahora la empresa californiana tiene la posibilidad de trasladar el caso a la Corte Suprema, entre otras opciones legales.

“No conspiramos para fijar el precio de los libros electrónicos (…) Sabemos que no hicimos nada malo en 2010 y estamos sopesando los siguientes pasos”, dijo un portavoz de la empresa a la revista Fortune.

Victoria para Amazon

El fallo supone una nueva victoria para Amazon, que arrasaba en el mercado con sus libros electrónicos a 9,99 dólares y que vio cómo el precio de algunos ciberlibros llegó a subir a 14,99 dólares con la entrada del gigante tecnológico en el sector.

La demanda, presentada en 2012 por el Departamento de Justicia, acusó a Apple y a varias editoriales de provocar con su supuesta conspiración que los consumidores pagasen “decenas de millones de dólares más” por sus libros electrónicos.

Las editoriales empezaron a decidir el precio de los libros electrónicos y se confabularon para subir el importe, con lo que impidieron que Amazon pudiera seguir vendiendo sus “gangas” a 9,99 dólares, según el Departamento de Justicia.

La tienda por Internet puso en marcha esa táctica en 2007 para atraer consumidores a su lector Kindle y gracias a ella se convirtió en líder indiscutible del mercado, pero las editoriales temieron que provocase también una caída en los precios de las obras impresas.

Ante la salida al mercado del iPad en 2010 y su tienda de libros electrónicos iBookstore, las editoriales “se unieron con Apple, que compartía el mismo objetivo de limitar la competencia en la comercialización de libros electrónicos”.

El pacto surtió el efecto deseado ya que los éxitos de ventas pasaron de venderse en su edición digital a 9,99 dólares a entre 12,99 (10,1 euros) y 16,99 dólares (13,2 euros), lo que provocó que la cuota de mercado de Amazon bajase notablemente.

Después de conocerse la sentencia, las acciones de Apple, uno de los treinta valores del Dow Jones de Industriales, subían un 0,75 % en el mercado Nasdaq, donde se han revalorizado más de un 13 % desde que comenzó el año.

FUENTE

LEAVE A REPLY