paroLa Federación Dominicana de Comerciantes decidió suspender ayer a las 6:00 de la tarde el paro de actividades que se iba a extender hasta hoy, debido a que los líderes de la agrupación recibieron una llamada desde el Palacio Nacional que les abrió las puertas del diálogo. Según Iván García, presidente de la federación, esperan reunirse hoy con el Gobierno, en aras de llegar a un acuerdo sobre el método de aplicación de las impresoras fiscales a los pequeños y medianos comerciantes.

“Debido al éxito que tuvimos, decidimos levantar el paro”, dijo García, quien además aclaró que no buscan presionar al gobierno sino llamar su atención. Según sus cálculos más del 90% de los comerciantes convocados apoyaron la huelga.

El paro fue parcial en la capital. Los pequeños y medianos comerciantes se dividieron, de manera que la actividad en zonas neurálgicas, como la avenida Duarte, funcionó a mediana capacidad. El tránsito se aligeró y se notó la diferencia a cualquier otro día.

La actividad en el Mercado Nuevo y las zonas cercanas fue casi nula, aunque los comercios desde el Expreso V Centenario hacia el sur trabajaron con cierta normalidad. Hubo negocios que simularon apoyar la huelga con la mayoría de sus puertas cerradas, pero sin negarse a vender al público.

El paro afectó a tiendas, supermercados, farmacias, importadoras, estaciones de combustibles, bancas de lotería. También mueblerías. Con todo, los grandes comerciantes no participaron.

García, estimó que unos 1,500 establecimientos aledaños a la avenida Duarte dejaron de funcionar. Además dijo que el Estado dejará de percibir RD$1,500 millones por concepto de impuesto en todo el país.

Escrito por Windler Soto y Adriana Peguero para el Listin

FUENTE

 

LEAVE A REPLY