La enciclopedia online Wikipedia ha anunciado que bloqueará este miércoles su versión en inglés en todo el mundo durante 24 horas para protestar contra la ley antipiratería Stop Online Piracy Act (SOPA) que se debate en estos momentos en el Congreso de EE UU. Wikipedia es el sexto portal más visitado en Internet y cuenta con 25 millones de usuarios al día.

Wikipedia no es la primera que apoya un apagón digital para frenar la aprobación de una norma que, en su opinión, pone en serio riesgo una “Internet libre y abierta”. Otras empresas, como el portal Reddit y la web Boing Boing se han apuntado a la misma medida. De hecho, Wikipedia forma parte de la plataforma Netcoalition.com en la que se han unido gigantes como Google, Yahoo, Facebook, Twitter, Amazon, Ebay y Zynga y cuya finalidad es paralizar la Ley Sinde estadounidense.

Jimmy Wales, fundador de Wikipedia, insiste en que la Ley SOPA y la Ley para la Protección de la Propiedad Intelectual (PIPA) “ponen en peligro la libertad de Internet”. “Mi esperanza es que cuando Wikipedia cierre el día 18, las personas entiendan que lo hacemos por nuestros lectores”, señaló la directora ejecutiva de la enciclopledia online, Sue Gardner.

Pese a que la mayoría de empresas de Internet se oponen a la nueva legislación, algunos gigantes de la red ya han señalado que no se unen al apagón. El consejero delegado de Twitter, Dick Costelo, ha señalado que la postura de Wikipedia le parece “una estupidez”. El directivo añadió que “cerrar un negocio global por un asunto de política nacional es una locura”.

Aunque la Casa Blanca ha criticado la Ley SOPA y Barack Obama ha señalado que no aceptará una legislación que “reduzca la libertad de expresión”, la norma sigue discutiéndose en la Cámara de Representantes. Precisamente, la oposición a esta ley le costó este fin de semana a Google una dura crítica por parte del magnate de la comunicación Rupert Murdoch. Este aseguró que Google es “un auténtico líder en piratería” y que se está beneficiando de la publicidad vendida en torno a materiales pirateados, algo que rechazó de plano el gigante de las búsquedas.

El objetivo de ambas normativas, según apuntan sus defensores, es el cierre de páginas web que permitan la descarga de contenido protegido por derechos de autor, aunque estas estén alojadas en el extranjero. Así, las nuevas leyes pretenden que los servidores estén obligados a bloquear cualquier página de cualquier lugar del mundo que difunda contenidos sin autorización. Quienes se oponen argumentan, por su parte, que estas leyes anteponen los intereses de la industria del entretenimiento al avance de Internet y que permitirán claramente la censura.

Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here