El juzgado alemán que lleva el caso de la demanda de Apple contra Samsung ha dictaminado finalmente que el Galaxy Tab 10.1 ‘es una copia del iPad’ por lo que prohíbe su venta en el país teutón.

El juzgado no ha analizado patentes tecnológicas y únicamente ha tenido en cuenta cuestiones relacionadas con el diseño. Según el fallo ‘Samsung no ha mantenido la distancia necesaria con el iPad’, algo que a su juicio si han realizado otros competidores como ASUS y Toshiba.

Y ello a pesar de las presuntas falsificaciones de pruebas realizadas por Apple en cuanto al tamaño entre el Galaxy Tab y el iPad, los dos tablets más vendidos del mercado.

La prohibición de venta también afecta al modelo Galaxy Tab de 7 pulgadas aunque se limita al territorio alemán y a la filial alemana de Samsung. El resto de divisiones Samsung podrán vender los tablets en el viejo continente con la excepción mencionada. Eso si antes no llega una nueva apelación o sentencia en los múltiples juzgados donde las dos compañías se acusan mutuamente de infracción de la propiedad intelectual y/o patentes.

Fuente

LEAVE A REPLY