Tan sólo hacen falta dos ‘clicks’ y un correo electrónico para tener un libro o regalarlo vía internet a través de Lecturalia, una red social donde sus cerca de 50,000 miembros, además de poder comprar 60,000 libros electrónicos de 11,000 autores, ofrecen sus comentarios sobre las obras leídas.

Así define el coordinador de esta red social radicada en Valencia, Alfredo Álamo, a un web cocinada con éxito gracias a ingredientes como el trato directo, la facilidad para que los usuarios puedan participar, la extensión de la firma a las redes sociales como Facebook o Twitter y, ‘sobre todo, el boca a boca’.

En declaraciones a Efe, Álamo explica que se trata de ofrecer un punto de encuentro que ayude a la gente a conocer lo que piensa un amigo o el vecino en lugar de acudir a la clásica crítica.

‘Los usuarios quieren conocer una opinión sincera de gente que busca leer y pasárselo bien’, añade.

Es una forma no sólo de compartir opiniones sino de adquirir libros electrónicos que estén ofertados por las editoriales, lo cual es la señal inequívoca de que la cultura e internet ‘se van encontrando en los mismos espacios’, a juicio del coordinador de esta red social.

En su base de datos, Lecturalia ofrece a los usuarios una amplia variedad de lecturas, que van desde la de aventuras hasta ensayos políticos, que se van ampliando a partir de las propias sugerencias de los lectores: ‘Lo que la gente necesita lo comunica y se va incorporando’.

A este registro de libros, incluidos en su red social, hay que sumar la tienda de libros electrónicos accesible desde la web http://ebooks.lecturalia, a través de la cual se pueden adquirir las grandes novedades editoriales en formato digital.

‘Hemos intentado crear un referente en el mundo de los libros que no existía, a partir del cual partimos de la actualidad de escritores, obras para presentar un producto que busca demostrar que el mundo de internet y los libros pueden caminar juntos’, explica por su parte el responsable de comunidades de Lecturalia, Jesús Gallent.

Sin embargo, para los responsables de la web la industria editorial y los amantes de la lectura todavía piensan en el formato papel, ya que en la actualidad se está en un momento ‘de paso, porque es evidente que en la Red hay un temor evidente a la piratería’.

El portal está siendo utilizado por muchos profesores que trasladan a la red actividades que se hacen en las aulas, como ‘pedir a los alumnos que valoren los libros que se leen’, algo que para Álamo contribuye a formar a los más jóvenes en las herramientas de internet, a pesar que se trata ya de una generación de ‘nativos digitales’.

fUENTE

SHARE
Previous articleLinkedIn está valorado en 3 mil millones de dólares
Next articleEstudio demuestra que ondas de teléfonos celulares matan las abejas
Ing. Hiddekel Morrison
Pionero en la difusión de tecnología en República Dominicana en Radio, Periódico, Televisión e Internet. Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, Especialidad en Telecomunicaciones Universidad Wisconsin Estados Unidos, Maestría en Administración de Operaciones y Postgrado en Parlamentarismo. Profesor universitario a nivel de grado y maestría, autor de varios libros entre los que se encuentra el Primer Libro sobre la Historia de las Telecomunicaciones en República Dominicana, galardonado Joven Sobresaliente de la República Dominicana año 2008 por JCI Jaycees´72, distinguido como Personajes sobresaliente de República Dominicana y “Profesional Sobresaliente por la Sociedad de Profesionales de las Telecomunicaciones de la República Dominicana (PRODETEL).

LEAVE A REPLY