Un nuevo estudio publicado por la empresa de seguridad tecnológica Norton, revela la prevalencia del ciberdelito: dos tercios (65%) de los usuarios de Internet en el mundo han sufrido este tipo de intromisiones, entre los cuales se encuentran los virus, el fraude con tarjetas de crédito y el robo de identidad. China (83%), Brasil e India (76%) y los Estados Unidos son las cuatro naciones más afectadas.

El informe “El impacto humano da a conocer el sufrimiento provocado por el delito informático en las personas”, analiza el impacto emocional del ciberdelito y demuestra que las reacciones más fuertes de las víctimas son sentirse enojadas (58%), molestas (51%), engañadas (40%) y en muchos casos, se culpan a sí mismas por ser atacadas. Sólo un 3% piensa que no le sucederá y casi el 80% no espera que los ciberdelincuentes sean llevados ante la justicia. Esto resulta en una sensación de impotencia y de desgano de los usuarios a la hora de tomar acción contra los criminales.

Aceptamos el delito informático como si se tratase de un mal inevitable, dijo Joseph LaBrie, profesor de psicología en la Universidad de Loyola Marymount. Es como ser estafado en un taller mecánico: si no sabes nada acerca de autos, uno no discute con el mecánico. La gente acepta la situación, aunque se sienta mal, concluyó.

A pesar de la carga emocional, la amenaza universal y los hechos de ciberdelito la gente no cambia su comportamiento: sólo la mitad de los adultos (51%) dice que lo cambiaría si llegaran a ser víctimas y menos de la mitad (44%) denunció el delito a la policía.

No estaba preparado emocional ni económicamente porque nunca pensé que sería víctima de ese delito. Me sentí violado, como si alguien hubiera entrado a mi casa para adquirir esta información y como si mi familia hubiese estado expuesta a un acto delictivo, explicó Todd Vinson, víctima de ciberdelito en Chicago. Ahora no puedo dejar de pensar si adquirieron algún otro tipo de información y si se encuentra en las manos equivocadas, buscando una oportunidad para utilizarla, concluyó Vinson.

Resolver un delito informático puede ser muy frustrante: de acuerdo con el informe, lleva aproximadamente 28 días resolverlo y el costo promedio es de 334 dólares. Un 28% de las personas piensa que lo más complicado para lidiar con el delito es el tiempo que lleva hacerlo.

Pero, a pesar de la dificultad, informar estos casos es esencial. Todos pagamos por el delito informático. Ya sea directamente o a través de costos que nos pasan nuestras instituciones financieras, afirmó Adam Palmer, asesor de seguridad de Norton. Los ciberdelincuentes se apropian de pequeñas cantidades para pasar inadvertidos, pero todo esto suma. Si no se informa sobre una pérdida, estamos ayudando al delincuente a que pase desapercibido.

El impacto humano del informe ahonda aún más en los pequeños delitos o mentiras piadosas que los usuarios cometen contra sus amigos, familiares, seres queridos y empresas. Aproximadamente la mitad de los encuestados creen que descargar una canción, disco o película de Internet sin pagar es legal. Por otro lado, el 24% considera que es legal o que no hay problema alguno en espiar los correos electrónicos o el historial de navegación de otra persona. Algunos de estos comportamientos, como por ejemplo descargar archivos de Internet, dejan a los usuarios más vulnerables a las amenazas contra la seguridad informática.

Fuente

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here