La información es poder; y algo muy peligroso si está en manos de Rusia. Una investigación ha puesto de relieve que el Kremlin utilizó identidades de personas reales en Estados Unidos para abrir cuentas bancarias y de PayPal, crear licencias de conducir falsas y comprar anuncios políticos antes de las elecciones de 2016.

Este modus operandi que ha salido a la luz supone un nuevo escándalo dentro del Russiagate y de la injerencia de Rusia en el proceso electoral que dio la victoria a Donald Trump. Al parecer, se utilizaron cuentas falsas para pedir información a empresarios con el objetivo de conseguir datos personales que permitieran aumentar la influencia del Kremlin.

Algunas de las cuentas utilizadas fueron Black4Black y su cuenta asociada BlackMattersUS. A través de estas, se pidieron datos específicos a dueños de las empresas para poder escribir, presuntamente, artículos sobre sus proyectos. Más de una docena de empresarios confirmaron a The Wall Street Journal que enviaron la información que les pidieron, aunque no obtuvieron nuevos clientes ni vieron una consecuencia.

Una de las víctimas de estas prácticas por parte de Rusia fue Ajah Hales, quien fue contactado a través de la cuenta de Facebook de Black4Black para recibir promociones gratuitas y un directorio de empresas a cambio de información sobre su compañía y las de su alrededor. Hales envió información como números de teléfono y direcciones de correo electrónico de su empresa y de otros compañeros empresarios, aunque la promesa resultó ser una estrategia para poder recabar los datos personales.

“Los servicios de inteligencia rusos… pueden sentarse y recolectar [datos] desde miles de millas de distancia”, afirmó Leo Taddeo, director de seguridad de la información de Cyxtera Technologies y ex agente especial a cargo de la División Cibernética de Nueva York del FBI, y añadió:

Mientras más sepan sobre nosotros y lo que nos importa, mejor podrán agudizar sus campañas de influencia

Como ya dijimos, la información es poder, y el simple hecho de contar con ella puede dar la fuerza suficiente para cambiar las cosas. Según el objetivo de Rusia, para interferir en el transcurso de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Además de Ajah Hales, otros empresarios centrados en diferentes ámbitos y activistas estuvieron en el punto de mira de los agentes rusos que llevaron a cabo los robos de identidad. Prácticamente ninguno de ellos fue contactado por Facebook, Twitter o el Gobierno estadounidense para informales de que habían sido blanco de las actividades del Kremlin.

Los expertos en ciberseguridad y en inteligencia apuntaron que el propósito principal para recopilar los datos es el robo de identidad. Estas operaciones fueron descritas en la investigación de Robert Mueller, el fiscal especial para investigar la injerencia rusa.

Estas evidencias se unen a la demanda contra 13 rusos por robar presuntamente identidades personales para operar cuentas falsas y organizar mítines políticos, entre otras cosas. El consejo especial estadounidense, creado especialmente para investigar el Russiagate. afirmó que las 13 personas de nacionalidad rusa conspiraron contra el país al “perjudicar, obstruir y derrotar las funciones legales del Gobierno”.

La injerencia rusa está siendo destapada con todo detalle pero el temor a que se repita sigue existiendo. Estados Unidos se encuentra a las puertas de las elecciones legislativas de 2018 y, además, tendrán lugar otros procesos electorales de vital importancia como las elecciones presidenciales en México el próximo 1 de julio.

Facebook ha prometido tomar medidas contra la influencia rusa para evitar que Estados Unidos vuelva a ser blanco de los ataques rusos antes de los próximos comicios. La red social afirmó que ha cerrado cientos de cuentas vinculadas con el Kremlin y que contratará a 10.000 personas expertas en seguridad para verificar los anuncios políticos y la propaganda en la plataforma. A pesar de los esfuerzos, la compañía ha sido criticada por llevar a cabo los cambios de una manera demasiado lenta, lo que podría poner en peligro las medidas de prevención que podrían conseguir evitar que, una vez más, Rusia meta la mano para interferir en los procesos electorales.

Fuente

SHARE
Previous articleTodas las Oculus Rift quedan inservibles por error de software
Next articleInternet 5G llegará a América Latina en el 2020
Ing. Hiddekel Morrison
Pionero en la difusión de tecnología en República Dominicana en Radio, Periódico, Televisión e Internet. Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, Especialidad en Telecomunicaciones Universidad Wisconsin Estados Unidos, Maestría en Administración de Operaciones y Postgrado en Parlamentarismo. Profesor universitario a nivel de grado y maestría, autor de varios libros entre los que se encuentra el Primer Libro sobre la Historia de las Telecomunicaciones en República Dominicana, galardonado Joven Sobresaliente de la República Dominicana año 2008 por JCI Jaycees´72, distinguido como Personajes sobresaliente de República Dominicana y “Profesional Sobresaliente por la Sociedad de Profesionales de las Telecomunicaciones de la República Dominicana (PRODETEL).

LEAVE A REPLY