Una estafa por correo electrónico se ha distribuido específicamente entre unos 110 millones de suscriptores de Netflix, amenazando con suspender sus cuentas si no actualizan su información de facturación.

 

Según MailGuard, una empresa australiana de ciberseguridad, el correo electrónico pide a sus lectores que hagan clic en el enlace, lo que los lleva a una página falsa de Netflix y les pide que introduzcan su información privada.

El mail, que está en inglés, dice así: “No hemos podido validar tu información de pago para el siguiente ciclo de cobro de tu subscripción, por lo que vamos a tener que suspender tu cuenta si no recibimos una respuesta en las próximas 48 horas”.

Y continúa: “Obviamente queremos tenerte de vuelta, por lo que únicamente debes reiniciar tu cuenta (link) para ingresar tus datos nuevamente y de esa forma continuar disfrutando de todos las series de forma ininterrumpida”.

Netflix dijo que está al tanto de la estafa en curso y agregó que como empresa se toma en serio la seguridad al contar con medidas para detectar las actividades fraudulentas.

“Lamentablemente, las estafas son comunes en Internet y se dirigen a marcas populares como Netflix y otras compañías con grandes bases de clientes para inducir a los usuarios a dar información personal “, dijo Netflix en una declaración a ABC News.

Lo cierto es que -al igual que los bancos- Netflix jamás pedirá que se envíe información personal o de tarjetas de crédito por correo electrónico y aconseja a sus suscriptores que tengan cuidado con los mails de phishing que llevan a sitios web falsos, según su página de seguridad.

“Los estafadores pueden hacer que sus correos electrónicos y sitios web falsos parezcan bastante convincentes, por lo que siempre es una buena idea comprobar cuidadosamente que el correo electrónico proviene del dominio real de la empresa y no de un estafador “, aconsejó MailGuard en el blog de su empresa.

Además, en cualqueir caso, podremos chequear ingresando a Netflix de manera directa (no desde el link provisto en el email) y verificar allí que esté todo en regla. Por norma general, la primera y gran medida de seguridad es no clickear en un mail que puede llevarnos a un sitio de phishing.

FUENTE

LEAVE A REPLY