Snapchat parece que las desgracias no paran de llegarle. Tras ver cómo ha experimentado una caída en Bolsa y que Facebook e Instagram le han sobrepasado en popularidad, la red social de mensajería efimera se ve salpicada en otra polémica. Según un reportaje de Bloomberg, Snapchat se ha convertido en un nuevo «nido de pedófilos» tras registrarse varios casos de «sextorsión» en los últimos meses en EE.UU. a través de esta aplicación.

La última víctima, un joven de 13 años que estuvo intercambiando contenidos con un usuario que supuestamente era una mujer de 19 años que sólo quería fotos de gente desnuda. Con el paso del tiempo, el chico, que ya había hasta compartido un vídeo suyo, empezó a sospechar y decidió cortar la relación. A pesar de que desde la otra parte se amenazaba con hacer público su vídeo, el joven decidió contarlo todo a sus padres, que trasladaron el caso a las autoridades. Finalmente, se descubrió que la supuesta chica no era tal, sino un hombre de 24 años que ya había realizado este modus operandi con al menos cinco jóvenes más.

Esta práctica de utilizar las redes sociales como método de conseguir pornografía infantil, según la policía americana, se ha vuelto cada vez más usual. Pero los focos ahora se han centrado en Snapchat, ya que consideran que es la más propicia para que los pedófilos logren su objetivo. Por dos razones: la aplicación es muy popular entre los jóvenes (al menos en América) y, al desaparecer los mensajes, resultamás difícil localizar el contenido pornográfico respecto a otras redes sociales.

Según un informe de la Universidad de New Hampsire, aunque el 54% de los 1.631 casos de pedofilia que estudiaron provienen de Instagram y Facebook, mientras que 41% son de Snapchat y Kik (otra aplicación de mensajería instantánea), estas dos últimas eran consideradas como la vía más propicias para contactar con las víctimas.

Ante estos casos, desde Snapchat explican que están extremando las precauciones para roteger a sus usuarios de estas prácticas, pero tampoco termina de especificarlas. «Continuaremos desarrollando nuevas herramientas y prácticas para ayudar a mantener a la comunidad segura», explicaba el portavoz de Snapchat, Noah Edwardsen.

FUENTE

LEAVE A REPLY