Los investigadores de Harvard y el MIT desarrollaron un tatuaje inteligente que permite registrar diversos valores físicos, desde el estado de la sangre o el nivel de hidratación con un simple componente químico. Este sistema cambia de color de acuerdo al estado del usuario y no requiere el uso de una batería o una conexión a un teléfono móvil, a diferencia de los dispositivos vestibles como los smartwatches o pulseras deportivas .

Este prototipo combina una tinta biosensible que se puede utilizar con el instrumental tradicional de los tatuadores. “Quisimos ir mucho más allá de lo que el mercado está ofreciendo a los usuarios”, dijo Ali Yetisen, uno de las investigadores del MIT.

De esta forma, el tatuaje no requiere de un dispositivo externo para reportar el nivel de glucosa o sodio. La tinta utilizada puede reaccionar con un cambio de color para notificar al usuario.

Tanto Ali Yetisen como Nan Jiang, los desarrolladores del prototipo, destacaron las virtudes de la iniciativa para que los artistas combinen estos recursos en sus tatuajes, a la vez que destacan que también abrirá la puerta a otros debates, como la exposición pública de la información personal. “Todo esto deberá ser considerado cuidadosamente, ya que estos sensores moleculares serán llevados en la piel de las personas algún día”, dijo Jiang.

FUENTE

LEAVE A REPLY