Google anunció el lanzamiento de funciones nuevas para dificultar aún más el “hackeo” de una cuenta de correo electrónico de su servicio Gmail.

El año pasado, los hackers que trabajaban para el gobierno ruso engañaron a John Podesta, uno de los principales asesores de Hillary Clinton, para que le diera su contraseña de Gmail. Unos meses después, sus correos electrónicos privados comenzaron a aparecer en WikiLeaks.

¿Cuánto influyó la cobertura de los “Podesta Leaks”, como Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, los denominó, en las elecciones estadounidenses de 2016? No se sabe, pero sí captaron la atención de los medios y los votantes durante semanas. Google está lanzando una nueva función para evitar ataques como el de Podesta, o al menos hacer que sean mucho más difíciles de lograr.

Cualquier persona que tenga una cuenta de Gmail ahora puede activar lo que la compañía denomina “Protección avanzada“, un conjunto de características que dificultan el hackeo de una cuenta de Google.

Estas características están dirigidas específicamente a los usuarios de “alto riesgo”, como lo expresa Google. Lo cual incluye al personal de las campañas políticas, los activistas, los periodistas o las personas en relaciones abusivas.

La principal ventaja en términos de seguridad es la necesidad de una llave o token como segundo factor para iniciar sesión, en lugar de un código enviado a través de SMS o de una aplicación.

El usuario necesitará dos llaves de seguridad para acceder a su cuenta. Una para su computadora y una compatible vía Bluetooth para sus teléfonos celulares y tabletas. Las llaves sugeridas de Google cuestan un total de 43 dólares.

“Un hacker que no tenga tu llave de seguridad será bloqueado automáticamente, incluso si tiene tu contraseña”, escribió Google.

Además, si activa la Protección avanzada, sólo las aplicaciones de Googlepodrán acceder a su cuenta. Tal vez esta sea la respuesta a un incidente ocurrido en mayo, cuando una persona creó una aplicación maliciosa que se parecía a Google Docs y engañó a cientos de miles de personas para que le dieran acceso total a sus cuentas de Gmail.

Esto puede ser un inconveniente porque muchas aplicaciones usan los datos de Google. Por ejemplo, si se usa una aplicación de calendario de un tercero, esa aplicación toma datos de Google Calendar).

Si activa las nuevas funciones de seguridad, será más difícil restablecer la contraseña en caso de que pierda el acceso a su cuenta. Pero si es blanco de hackers gubernamentales o hackers sofisticados, estos inconvenientes ciertamente valdrán la pena.

LEAVE A REPLY