El presidente ejecutivo de Samsung Electronics anunció este viernes que dejará su cargo para hacer frente a la “crisis sin precedentes” que enfrenta la compañía tras el escándalo que terminó con el heredero del imperio en la cárcel, pese a que la empresa surcoreana espera resultados récord.

Kwon Oh-Hyun, responsable del espectacular desempeño de la empresa en el negocio de los semiconductores, dijo que la compañía enfrenta una “crisis sin precedentes”, y que dejará su cargo en marzo próximo.

“En un momento en que nos enfrentamos a una crisis sin precedentes, creo que ha llegado el momento de que la compañía inicie un nuevo comienzo, con un nuevo espíritu y un liderazgo joven para responder mejor a los desafíos intrínsecos a la cambiante industria tecnológica”, dijo Kwon en un comunicado.

El ejecutivo, de 65 años, es el jefe de Samsung Electronics y vicepresidente del directorio del conglomerado surcoreano. Dirige la empresa desde el encarcelamiento de Lee Jae Yong, en febrero último. Tiene un doctorado en ingeniería electrónica en la universidad de Stanford; trabaja en Samsung desde 1985 e ingresó al directorio en 2012.

Con este anuncio la empresa está buscando dejar atrás el escándalo de sobornos que sacudió a Corea del Sur y que terminó con la destitución de la presidenta Park Geun-Hye y que llevó al heredero de la compañía Lee Jae-Yong a ser condenado a cinco años de cárcel.

Sus resultados el año pasado estuvieron lastrados además por el fiasco de las baterías de la tableta Galaxy Note 7 que explotaban debido a una falla de diseño y que fueron retiradas del mercado.

Trimestre récord

La compañía también anunció este viernes que espera una facturación récord en el tercer trimestre aprovechando las crecientes ventas de semiconductores.

La empresa estimó que los beneficios operativos en el trimestre entre julio y septiembre alcanzarán los 12.800 millones de dólares, un máximo histórico que casi triplica la cifra del mismo periodo de hace un año. La empresa estimó que las ventas subieron 29,65% en comparación al mismo periodo del año pasado.

Samsung no anunció el detalle del ejercicio para cada rama de la empresa, pero se estima que el negocio de los semiconductores (fabricación de procesadores y memorias para sus dispositivos y los de otras compañías) contribuyó en gran medida al récord que registraron las ganancias.

“Afortunadamente la empresa está teniendo sus mejores resultados de la historia pero esto es sólo fruto de las decisiones y de las inversiones tomadas en el pasado”, dijo Kwon.

El informe definitivo sobre su desempeño será publicado antes de final de mes.

“Los resultados son buenos y cumplen ampliamente con las expectativas del mercado, dijo a la AFP Kwon Sung-Ryul de la firma Dongbu Securities.

“La empresa ha estado impulsada por el auge global del negocio de los semiconductores”, dijo, agregando que se estima que esta división represente 10 billones de wons de los beneficios operativos.

Los chips DRAM, utilizados en servidores y en los ordenadores y las memorias NAND, con una gran capacidad de almacenamiento, han aumentado su precio en un momento en que las exportaciones también están en alza, según los analistas.

Los resultados también han sido impulsados por el gran éxito de los aparatos estrella de Samsung, el Galaxy S8 y el Galaxy Note 8, aseguran los analistas.

Doh Hyun-woo, analista de Mirae Asset Daewoo Securities Co dijo en un informe que el lanzamiento de nuevos modelos, incluyendo el iPhone X de su rival, Apple, podrían afectar las ventas de la división de móviles, pero al mismo tiempo impulsar la de los componentes de teléfonos.

Agencia AFP

LEAVE A REPLY