La Cámara de Diputados conocerá este marte el proyecto de ley que  prohíbe a los internos o reos el uso de todo tipo de aparato de telecomunicaciones o accesorios para comunicación, como chips, tarjetas telefónicas u otros objetos, y se establece el bloqueo de señales de telefonía móvil en los centros penitenciarios del país.

El proyecto de ley tiene un párrafo que establece que la Procuraduría General de la República y el Instituto de las Telecomunicaciones (INDOTEL) trabajarán en conjunto para que instalen cabinas telefónicas para que los internos solo tengan acceso a ese tipo de comunicación, vigilado por los encargados de los recintos carcelarios.

Aquellas personas que incurran en violación a la presente ley, serán sancionadas con penas de tres a cinco años de prisión y multa de cinco a diez salarios mínimos del sector público establecido en el país.

En el caso de que un visitante contravenga cualquiera de las prohibiciones establecidas en esta ley, se le suspenderá el ingreso a ese y cualquier otro centro penitenciario.

Las infracciones a esta ley cometidas por los servidores públicos, sin perjuicio de la responsabilidad civil, penal u otras a que diere lugar, se considerarán faltas graves sancionadas con multas.

Los diputados tambien conocerán nueve contrato entre el Estado y particulares, además una resolución mediante el cual la Cámara de Diputados solicita al presidente de la República, Danilo Medina, instruir al ministro de Educación, Andrés Navarro, garantizar el acceso a los centros educativos de los estudiantes con discapacidad motora, a través de la construcción de rampas para discapacitados, entre otros importantes proyectos.

FUENTE

LEAVE A REPLY