El iPhone X se destaca por su sistema de cámara TrueDepth y desbloqueo y escaneo Face ID, pero, sobre todo, por el binomio que formaban al utilizarse juntos, haciendo posible captar más de 50 movimientos de músculos faciales del usuario para luego convertirlos en “animoji”.

Esta misma prestación se suma ahora a la lista de denuncias que acumula AppleEmonster, la compañía japonesa que registró la marca “Animoji” en EE.UU demandó a la empresa californiana por usar este nombre para designar su función del iPhone X.

Según el diario digital The Verge, la compañía Emonster presentó la demanda en un tribunal federal de los EEUU en la que alegaba las malas intenciones de la empresa cofundada por el fallecido Steve Jobs: “Appletomó la decisión consciente de robar el nombre”.

La compañía con sede en Tokio registró Animoji en 2014, una aplicación que permitía a los usuarios enviar emojis animados .

De hecho, la aplicación de Emonster está disponible en la tienda de Apple y, desde su lanzamiento, tuvo unas 18.000 descargas.

Según Enrique Bonansea, el desarrollador de Emonster que impulsó la demanda, en septiembre, el mes del lanzamiento del nuevo dispositivo, el equipo del iPhone X intentó negociar con él para comprar el nombre de la marca. Aunque rechazó la oferta, la compañía usó ‘animoji’ de todos modos.

Ante la negativa, Apple no se dio por vencida, por lo que hizo una petición a la oficina de patentes y marcas registradas de los Estados Unidos para intentar cancelarla. Además, alegó que Emonster registró la marca en un negocio inexistente y, por lo tanto, no podía poseer “animoji”.

Las acciones legales de Apple no funcionaron, ya que la aplicación de Emonster aún sigue en línea. Así pues, Bonansea decidió tomar cartas en el asunto y emprender una lucha legal en contra del gigante tecnológico.

FUENTE

LEAVE A REPLY