Face ID llegará al mercado con el iPhone X el 3 de noviembre, pero la exactitud y precisión de esta tecnología de reconocimiento facial podría ser menor calidad de lo anticipado.

Un reporte de Bloomberg sugiere que Apple ha reducido la capacidad de la tecnología, lo que podría provocar que el reconocimiento facial de Face ID no sea tan exacto. La razón de esto es que la fabricante de teléfonos busca aumentar la producción de su nuevo teléfono insignia; aparentemente, la sofisticación y dificultad para producir los sensores de mayor calidad para la tecnología de FaceID era un obstáculo para la pronta producción del dispositivo.

Varios reportes anteriores han sugerido que FaceID, compuesto por diminutos sensores, cámaras y emisores de rayos láser, es muy complicado de fabricar y mucho más en la escala que requiere un producto como el iPhone X. Eso puede explicar por qué el teléfono fue presentado en septiembre pero no llegará al mercado sino hasta noviembre. El reconocimiento facial de FaceID sustituye TouchID — el lector de huellas dactilares en el botón frontal — como medida biométrica de seguridad en el iPhone X, un teléfono que tiene una pantalla que cubre prácticamente todo el frente.

FUENTE

LEAVE A REPLY