La empresa de tecnología Lenovo pagará 3,5 millones de dólares y cambiará la manera de vender laptops, conforme a un acuerdo extrajudicial al que llegó con las autoridades estadounidenses federales y de 32 estados, se anunció el martes.

El gobierno federal y las autoridades estatales alegaban que la firma con sede en Carolina del Norte vendió aparatos con un software ya instalado que ponía en riesgo la información personal de los usuarios, al hacerla vulnerable a hackers, según el acuerdo.

El programa VisualDiscovery, que permitía que anuncios saltaran a la vista al estar conectados a internet, fue instalado en cientos de miles de laptops.

En febrero del 2015, Lenovo dejó de enviar laptops con VisualDiscovery preinstalado, pero algunos estados argumentan que algunas computadoras con ese software se seguían vendiendo en tiendas hasta junio del 2015.

Según el acuerdo, Lenovo ahora pedirá el consentimiento de los clientes para usar el software y les dará opciones razonables para que puedan rehusarse a usarlo, inhabilitarlo o removerlo.

Lenovo puso en riesgo la privacidad de los consumidores cuando preinstaló el software que permitía que la información delicada de los consumidores quedara expuesta, sin el aviso adecuado ni el consentimiento de su uso”, dijo la presidenta interina de la Comisión Federal de Comercio, Maureen Ohlhausen. “Esta conducta es aún más grave porque el software puso en riesgo protecciones de seguridad en línea en las que la gente confía”.

FUENTE

LEAVE A REPLY