No había hablado de ellos a través de mensajes y tampoco había puesto me gusta en ninguna publicación relacionada con este tema, pero extrañamente, horas después de tener una conversación en voz alta sobre microproyectores para celulares con su primo, Instagram se lo ofreció en un aviso publicitario.

Esto le ocurrió a un programador francés llamado Damien Le Nouaille, quien hizo un experimento y lo contó en un post en la página web Medium.com en el que explica que “el resultado es tan aterrador como usted puede imaginar”.

Le Nouaille cuenta que había notado que la plataforma constantemente le sugería productos de los que hablaba con amigos pero decidió hacer una prueba concreta y relatar su experiencia.

“Quería chequear que no soy al único que le pasa y ver qué me decía la gente”, explica. Y lo que le dijeron más de 20 personas es que a ellos les había pasado lo mismo. “Otros dicen que soy un mentiroso pero no me lo he inventado”, contó alHuffington Post.

Se encontraba en España con su familia cuando decidieron irse de paseo y su teléfono, un iPhone 7 Plus, iba guardado en su mochila. Así fue como habló con su primo sobre un producto que le gustaría comprar: un microproyector con Bluetooth para poder videos en la pared.

“Sé que nunca lo busqué en Google, ni compartí algunas ideas sobre él o lo escribí en cualquier plataforma digital. Fue una discusión al azar total”. No fue una conversación de más de cinco minutos, pero bastó para que al día siguiente revisara su Instagram y viera el anuncio.

La única explicación posible que encuentra es que Instagram utiliza el micrófono, activado por defecto para hacer stories, para interceptar nuestras conversaciones.

“No soy un niño y sé que la mayoría de las compañías más grandes de hoy están haciendo cosas locas con nuestros datos. Pero estamos hablando de análisis casi en tiempo real de nuestras conversaciones privadas sin ninguna advertencia sobre esto”, agregó.

LEAVE A REPLY