Según explicó The Verge, el app utiliza una serie de algoritmos que permitirán que se eviten las pausas cuando intentas traducir en tiempo real. En nuestras breves pruebas del app, hemos podido notar que al presionar la pantalla puedes hablarle en español y al soltar la pantalla — cuando terminas la frase — de inmediato comienza a decir lo que le has dictado en el idioma que has seleccionado.

La fuente explica que la gran novedad es el hecho de que se eliminan esos segundos que la mayoría de apps suele tardar en procesar lo que le has dicho.

Un detalle interesante es que la aplicación te obliga a voltear el teléfono, por lo cual tendrás la rara sensación de tenerlo de cabeza. El motivo es que quiere que acerques tus labios lo más posible al micrófono, para no perder detalle de lo que estás diciendo.

El app está disponible para iOS y llegará en otoño para Android. De forma gratuita otorga 300 traducciones al mes, aunque luego tendrás que pagar US$5 por mes o US$40 al año

FUENTE

LEAVE A REPLY