Lorena Aguilar Arnal, integrante del Departamento de Biología Celular y Fisiología del Instituto de Investigaciones Biomédicas, afirmó que los jóvenes desincronizan su reloj por la exposición crónica a la luz de los leds y esta exposición a los celulares incide “en las neuronas del núcleo supraquiasmático y termina por “desincronizar” el reloj” provocando enfermedades metabólicas.

De acuerdo a los estudios realizados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), utilizar el celular en la oscuridad, es como someterse a la luz solar por la noche, esto afecta porque al núcleo se le da una información “de día”; entonces hay una desincronización general que evita que los ritmos circadianos sean robustos. En consecuencia, pueden aparecer enfermedades metabólicas que son difíciles de tratar.
El estudio también aseguró que un sector amplio de la sociedad, especialmente los jóvenes, desincronizan su reloj circadiano por la exposición crónica a la luz azul, es decir, de los leds, utilizada principalmente en móviles, tabletas y ordenadores.

“Hay una tendencia en las ciudades a cambiar el alumbrado por leds, porque son más eficaces energéticamente, pero debemos preguntarnos cómo afectarán. ¿Generará problemas metabólicos?, ¿promoverá más la epidemia de obesidad?, “son cuestionamientos en un área de controversia que apenas se empieza a descifrar”, finalizó.

FUENTE

LEAVE A REPLY