Sí, prácticamente todos los días tenemos un nuevo rumor en torno al próximo iPhone, que muchos dicen será el iPhone 8 o iPhone X, pero cuando dos de las personas con mejor historial en cuanto a filtraciones de Apple abren la boca hay que poner atención porque no es simple rumor. Nos referimos por un lado a Mark Gurman, editor de Bloomberg, y por el otro a Ming-Chi Kuo, analista de de KGI Securities, quienes acaban de soltar interesantes datos con respecto a lo que podríamos ver en el próximo iPhone.

En primer lugar tenemos que Ming-Chi Kuo apunta a que el iPhone 8 no contará con sensor de huellas en la pantalla, como se ha venido mencionando desde hace varias semanas, incluso se habla de que Apple está contemplando la idea de eliminar el ya famoso Touch ID en este dispositivo. Lo anterior se debe a que, como ya sabemos y se ha comentado, el próximo iPhone llegará con una pantalla OLED que aprovechará casi la totalidad del frontal del dispositivo.

Adiós huella dactilar, hola rostro Según Kuo, Apple se ha topado con muchos problemas al tratar de encontrarle espacio a Touch ID, ya que la opción de tenerlo en pantalla, como la tecnología que acaba de presentar Qualcomm, aún no ha sido probada en su totalidad y no garantizan su eficiencia.

Por lo anterior se pensó en la idea de colocarlo en la parte trasera, pero eso significaría un cambio radical en el diseño tanto en componentes interiores como en la trasera la cual buscan que sea lo más limpia posible. Es así como el analista asegura que Apple podría dejar de lado el uso de Touch ID por primera vez desde su aparición en el iPhone 5s.

Asimismo, la nueva pantalla del iPhone 8 llegaría con un botón de inicio virtual al más puro estilo del Galaxy S8, lo que serviría para seguir operando muchas de las funciones del dispositivo. Ahora hay que leer la información que acaba de publicar Mark Gurman, que según sus fuentes el nuevo iPhone llegará con un nuevo sensor facial 3D, el cual serviría para desbloquear el dispositivo y hacer pagos móviles, reforzando así los datos de Kuo y la eliminación del Touch ID.

Se habla de que Apple está probando nueva tecnología que permitiría desbloquear el iPhone a una velocidad de milisegundos y con una precisión nunca antes vista. Una de las ventajas de este sensor es que no se necesaria tener el rostro bien iluminado o en una posición fija y especifica, ya que al configurarlo guardaría rasgos característicos de la persona para que el desbloqueo sea más eficaz.

El uso de este nuevo sensor permitiría acceder al dispositivo ya sea en el coche o si está en una mesa, donde uno de sus puntos fuertes es que no se necesitará tocar el iPhone ya que todo lo haría en automático. Dicho sensor aún está en pruebas en Apple y se dice que podría no aparecer en el próximo dispositivo de la compañía, sin embargo, Apple está buscando que esta tecnología sustituya el sensor de huellas Touch ID.

LEAVE A REPLY