La Junta Central Electoral (JCE)  ha dispuesto la cancelación de 13,259 cédulas de identidad y electoral por motivos de suplantación de identidad por parte de personas que se hacen pasar por otras para utilizar sus documentos, a fin de obtener ciertos beneficios.

La JCE también ha apoderado a las fiscalías del país de 1,294 casos de personas que han incurrido en el delito de suplantación de identidad.

Los expedientes han sido enviados a las fiscalías desde el año 2014 hasta la fecha, para que investiguen y se someta a los ciudadanos que han incurrido en esa actuación ilegal, en caso de que proceda.

Las estadísticas suministradas por la JCE sobre las cancelaciones de cédulas por suplantación de identidad, a través de la Dirección de Comunicaciones, indican que 9,311 fueron anuladas entre los años  2007  al 2017 y las restantes 3,949 corresponden a años anteriores, cuya fecha no fue precisada.

Las estadísticas reflejan también un incremento de cancelaciones de cédulas por robo de identidad por año, pues en el 2007 fueron anuladas 190, mientras que en  lo que va del 2017 ya suman  260.

En los años  en que la JCE dispuso la mayor cantidad de cédulas fue en el 2012, con 1,594;  el 2015, con 1,658, y el 2016, con 1,535.

El director del departamento de Registro Electoral de la JCE, Luis Mariano Matos, precisó que generalmente se realizan suplantaciones con fines de viaje y  deportivos, principalmente en el beisbol.

También, indicó que hay padres que venden las actas de nacimiento de los bebés fallecidos, lo cual  utilizan algunos deportados, porque no quieren usar el mismo nombre con el que fueron procesados en la justicia de Estados Unidos.

FUENTE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here