Un empleado de Samsung con discapacidad motriz fue arrestado por haber sustraído8,474 teléfonos inteligentes de las oficinas de producción en la ciudad de Suwon en Corea del Sur, informó el portal The Investor.

De apellido Lee, el detenido vendía los equipos posteriormente a un concesionario de segunda mano que los hacía llegar a Vietnam a pesar de que algunos no habían sido lanzados al mercado aún, por lo que Samsung inició una investigación.

Se cree que Lee ganó aproximadamente 800 millones de wones (alrededor de 712 mil dólares) durante los casi dos años que trabajó para la compañía, que le permitíalibrar el escáner de cuerpo electrónico al salir de la oficina gracias a su silla de ruedas.

Las autoridades indicaron que el dinero que había adquirido fue utilizado para pagar parte de una deuda de juego de 900 millones de wones.

FUENTE

LEAVE A REPLY