Desde hace varios años, la renovación del iPhone ocurre en septiembre. Primero con un evento de presentación en Estados Unidos y luego con un lanzamiento inicial en ese país y otros cuantos más. Y si bien esta vez se espera un cambio mayor que en ocasiones anteriores, el nuevo equipo podría llegar hasta dos meses más tarde que lo común.

Ese es uno de los principales mensajes de un reporte de Bloomberg, escrito por Mark Gurman, el más certero de los “filtradores” de datos relacionados a la firma de Tim Cook.

Según el informe, Apple usará el décimo aniversario del iPhone para hacer una renovación importante de la línea que, tal como han indicado filtraciones anteriores, incluirá tres modelos: dos serán actualizaciones de los equipos actualmente disponibles (un modelo base con pantalla de 4,7 pulgadas y otro “Plus”, con un display de 5,5 pulgadas), mientras que el tercero tendrá un nuevo diseño donde la mayor parte de la cara frontal será pantalla.

La idea es adoptar la tendencia que han presentado otras marcas del segmento de smartphones, con displays que usan cada vez más espacio y que eliminan los botones de inicio físicos, apostando por incorporarlos al display, tal como hizo Samsung con el Galaxy S8. Esto permitirá que aunque la pantalla sea más grande, el teléfono en sí mantenga un tamaño cercano al equipo más chico de la línea.

Bloomberg reporta que ese modelo tendría una pantalla OLED, de mayor calidad que las actuales LCD y cuya fabricación estará totalmente a cargo de Samsung, empresa a la que Apple le ordenó 100 millones de displays.

Las partes necesarias para construir el equipo explicarían la demora, ya que el reporte cita problemas en la cadena de suministro que obligarían a que los equipos lleguen a tiendas uno o dos meses después de la fecha tradicional. Esto haría que el debut del nuevo iPhone se retrase hasta mediados de noviembre, posiblemente.

La décima generación del iPhone también incorporaría mejoras en las cámaras, partiendo por un cambio de posición del sistema de doble lente de la cámara trasera del modelo “Plus”: ahora las cámaras estarían una sobre la otra, no lado a lado como en el modelo actual. También se llevaría el sistema de doble cámara a la parte frontal del equipo para mejorar la calidad de las selfies capturadas.

Todos los teléfonos usarían iOS 11, la próxima versión del sistema operativo móvil de la compañía, que sería presentado en junio y que incorporaría una renovación de diseño.

Fuente

SHARE
Previous articleNintendo planea relanzar la consola Super Nintendo este año
Next articleLos aprenden autónomos aprenden a conducir con Grand Theft Auto
Ing. Hiddekel Morrison
Pionero en la difusión de tecnología en República Dominicana en Radio, Periódico, Televisión e Internet. Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, Especialidad en Telecomunicaciones Universidad Wisconsin Estados Unidos, Maestría en Administración de Operaciones y Postgrado en Parlamentarismo. Profesor universitario a nivel de grado y maestría, autor de varios libros entre los que se encuentra el Primer Libro sobre la Historia de las Telecomunicaciones en República Dominicana, galardonado Joven Sobresaliente de la República Dominicana año 2008 por JCI Jaycees´72, distinguido como Personajes sobresaliente de República Dominicana y “Profesional Sobresaliente por la Sociedad de Profesionales de las Telecomunicaciones de la República Dominicana (PRODETEL).

LEAVE A REPLY