La empresa Bose, una de las marcas más reconocidas de auriculares, fue demandada por espiar a sus usuarios y recolectar información personal sin permisoa través de la aplicación para dispositivos móviles que realiza un seguimiento de la música, podcasts y otros tipos de audio. Según el reporte documentado por la agencia Reuters, la compañía estaría vendiendo esta información a otras compañías.

La queja fue presentada por el ciudadano Kyle Zak en un tribunal federal en Chicago (EE. UU.) y busca una medida cautelar para garantizar la privacidad de los clientes que descargan su aplicación gratuita Bose Connect.

“La gente usa los auriculares porque piensan que es privado, pero pueden dar información que no quieren compartir”, dijo Christopher Dore, el abogado representante.

Después de pagar 350 dólares por sus auriculares QuietComfort 35, Zak dijo que tomó la sugerencia de Bose de “sacar el máximo provecho de sus auriculares” descargando su aplicación y proporcionando su nombre, dirección de correo electrónico y número de serie de auriculares en el proceso. Pero el residente de Illinois dijo que se sorprendió al saber que Bose envió “toda la información disponible” de su smartphone a terceros como Segment.io, cuyo sitio web promete recopilar datos de los clientes y “enviarlo a cualquier parte”

“La conducta de los acusados demuestra un desprecio total por los derechos de privacidad de los consumidores”, señala la queja.

La demanda hace referencia a los modelos QuietComfort 35 de Bose, QuietControl 30, auriculares inalámbricos SoundLink Around-Ear II, SoundLink Color II, SoundSport Wireless y SoundSport Pulse Wireless.

Hasta ahora Bose no ha respondido Bose no se ha pronunciado sobre esta acción.

FUENTE

LEAVE A REPLY