Una nueva investigación encontró que los acelerómetros, chips que captan el movimiento en los smartphones, tablets, autos y otros dispositivos digitales, pueden ser hackeados usando ondas de sonido, según publica The New York Times.

Científicos de seguridad computacional de las universidades de Michigan y South Carolina encontraron que los acelerómetros pueden ser manipulados mediante un “virus” alojado en un archivo musical.

Los expertos probaron el método y lograron vulnerar un dispositivo FitBit y un auto de juguete, advirtiendo que también se puede replicar en automóviles o incluso marcapasos. “Es como un cantante de ópera que llega a una nota para romper una copa de vino, sólo que en este caso puedes deletrear palabras.

Es una especie de virus musical“, dijo Kevin Fu, uno de los académicos que lideró el estudio, al citado medio. Los expertos testearon 20 acelerómetros de cinco diferentes distribuidores, y encontraron que 75% podían ser hackeados.

Fuente

LEAVE A REPLY