«Hola, Freedom Hosting II, has sido hackeado». Este fue el misterioso mensaje con el que se encontraron los usuarios el pasado viernes cuando navegaban por la «Dark Web» (o «Deep Web» es conocido como el internet profundo cuyo contenido no es indexado por los motores de búsqueda). Más de 10.000 páginas web, tal y como informa «The Verge» fueron «hackeadas» por un pirata informático cuyo objetivo era dar una lección a quienes buscaban pornografía infantil.

Freedom Hosting II era el servidor que almacenaba los «sites» que sufrieron la caída, lo que supuso una parada del 20% del tráfico web que suele tener la «Dark Web», ya que es uno de los servidores más populares de este lado oscuro de la Red.

De hecho, hay que recordar que el pasado mes de noviembre, el FBI infectó Freedom Hosting con «malware» para evitar la difusión del contenido pedófilo que almacenaban estos servidores. Por esa razón, nació la segunda versión, almacenando el mismo tipo de contenido y principal razón por la que el «hacker» decidió llevar a cabo el ataque. Según ha declarado a «Motherboard», encontró más de 30 GB de pornografía infantil en un total de 10.000 páginas web.

«Inicialmente no quería derribar Freedom Hosting II, solo mirar», afirma el «hacker» que explica cómo cambió de opinión después del tipo de contenido con el que se encontró: más de 30 GB de pornografía infantil. «El administrador sabía del contenido de esos sitios. En ese momento decidí tomarlo», concluye.

«Este es mi primer ‘hack’», asegura. Ahora, con tal contenido sensible en sus manos, el atacante dice que proporcionará una copia a un investigador de seguridad para que luego se la entregue a la policía.

FUENTE

LEAVE A REPLY