El gobierno de Reino Unido ha diseñado un “Código de Prácticas Voluntarias” con la intención de hundir las webs que infringen copyright en los resultados de buscadores más importantes de Internet, esto es, Google y Bing.

Estas normas son de aplicación inmediata y Google y Microsoft se han adherido a ellas. De este modo, se acelera el proceso por el cual los propietarios de los derechos de autor vulnerados pueden marcar un contenido ilegal para que los buscadores lo eliminen de sus resultados, siempre y cuando esta reclamación esté dentro de los parámetros de la Oficina de Propiedad Intelectual de Reino Unido.

Con esta normativa, buscadores, gobierno y telecos colaborarán en el envío de avisos a aquellos clientes que se hayan descargado contenido y, llegados al caso, el bloqueo de sus conexiones.

Estas medidas, aunque reducen el índice de piratería, no acaban con ella por completo, pues sigue habiendo formas de saltarse los controles impuestos. Y cada nueva medida de control y de denuncia por parte de los propietarios de la propiedad intelectual, hay nuevas formas de saltárselas que aparecen de forma casi inmediata.

FUENTE

LEAVE A REPLY