Nokia sorprendió a propios y extraños con su regreso al mercado de los smartphones de la mano de Android, algo que muchos usuarios deseamos ver durante mucho tiempo, pero que la abstinencia de la compañía y la compra por parte de Microsoft nunca permitieron que pasara.

Si bien el primer equipo de la marca, el Nokia 6, ha sido un éxito en China, la empresa está preparada para lanzar cuatro teléfonos más durante la siguiente semana en el Mobile World Congress.

Tres de ellos son equipos con Android de la gama baja, media y alta, pero el cuarto equipo de la firma se tratará de un relanzamiento, así que volveremos a ver un equipo que sorprendió al mundo por su autonomía, ergonomía y funcionalidad en el año 2000.

Se trata del Nokia 3310, el equipo apodado por muchos usuarios como el “Bunker”, “Chuck Norris de los teléfonos” o “El Inmortal” por ser un teléfono altamente resistente a las caídas, por lo que Nokia volverá a lanzar una edición 2017 aunque claro que se trata más de un teléfono de colección antes que cualquier otra cosa.

Esto lo digo porque el nuevo Nokia 3310 no llegará con sistema operativo Android como se venía especulando, sino que traerá un software acorde a lo que representa el equipo, así que el único juego que podrás seguir usando es el de Snake II o la conocida “viborita”.

HDM Global (compañía que fabrica los teléfonos de Nokia) ha confirmado que este nuevo dispositivo llegará con pantalla a color, aunque claro que no tendrá alta resolución debido a que se busca que tenga una autonomía similar a la primer serie que se puso en venta, la cuál era capaz de durar varios días con la misma carga.

El nuevo Nokia 3310 será más delgado y ligero, y podrá comprarse en diferentes colores que puedan adaptarse al estilo de cada usuario. Además, HDM Global ha confirmado que se podrán utilizar carcasas personalizadas de otros fabricantes para darle un toque único a cada dispositivo.

Hasta ahora no se han dado más detalles acerca del precio o disponibilidad de venta en diversos países del mundo, lo que sí es un hecho es que Nokia planea presentarlo la próxima semana en Barcelona.

Este modelo llegará siendo un teléfono básico, un feature phone, tal y como nos cuentan los compañeros de Andro4all.

Lo que sí cambiará de forma notoria es la pantalla, porque crecerá respecto a la del modelo original, que era de 1,35 pulgadas con resolución de 84 x 84 píxeles. El nuevo Nokia 3310 tendrá una pantalla a color y de mayor tamaño, pero con una resolución contenida para que la batería siga ofreciendo una autonomía enorme

Para su regreso la compañía quiere ofrecer más opciones de personalización mediante carcasas intercambiables. Estarán disponibles en varios colores, entre los que estarán el amarillo, el rojo y el verde.

FUENTE

LEAVE A REPLY