Amazon quiere revolucionar la logística con el uso de drones y zepelines. Y paracaídas.

Según un reporte de CNN, el gigante del e-commerce patentó un sistema para que sus drones entreguen los paquetes en pleno vuelo, con paracaídas. El pedido caerá literalmente del aire.

¿Por qué usar paracaídas? Según Amazon, le resuelve varios problemas: el drone ahorra tiempo y energía; y evita chocar contra personas o cosas, y ser atacado por animales.

Lógicamente, no funcionará en todas partes –un edificio sin balcones, por ejemplo– y deberá hacer frente a varios contratiempos como el viento y los cables de electricidad. Sin embargo, el drone controlará el descenso de los paquetes a través de radiomensajes y disparos de aire comprimido.

Pero lanzar libros o videojuegos por el aire no es exactamente la idea más extraña de Amazon. El año pasado, la firma patentó sus “Centros de Almacenamiento Voladores”, unas naves gigantes llenas de productos para abastecer a su flota de drones y agilizar los envíos (ver también: Amazon patentó una nave nodriza para sus drones).

Obviamente, una patente en sólo una idea en papel y no hay indicios de que Amazon las esté desarrollando realmente. Sin embargo, nos permiten echarle un vistazo al futuro de la logística: un cielo lleno de robots, almacenes voladores y cajas flotando.

LEAVE A REPLY