Todos hemos sido testigos del renacimiento de los discos de vinilo. De la mano de los audiófilos, el vinilo se ha reposicionado en el mundo de la música. Durante el 2016, solo en EE.UU., se vendieron 13,1 millones de discos de vinilo. ¿Pero qué hay de los casetes?

Aunque muchos los daban por muertos -básicamente porque pese a su menor precio su calidad no es tan buena como la que brinda un disco de vinilo- la venta de casetes está creciendo en los últimos años. El disparador fue la película (de inesperado éxito y popularidad) “Guardianes de la Galaxia” en el 2014.

Desde ese año y hasta el 2016 el “Awesome Mix Vol.1” que aparece en la película –lleno de canciones de los setentas y ochenta- ha vendido 11.000 copias en los últimos tres años. Otros artistas como Justin Bieber, The Weeknd, Eminem y Prince también optaron por editar sus álbumes en ese formato, logrando vender miles de copias cada uno.

De acuerdo con The Nielsen Company, solo en Estados Unidos las ventas de casetes han crecido en 74% en el último año, pasando así de 74.000 copias vendidas en el 2015 a 129.000 copias en el 2016.

Según la web Billboard.com, parte del retorno de este formato de soporte musical se debe a que también se ha cambiado la manera de su comercialización. Los álbumes en versión casete de Justin Bieber, The Weeknd, Kayne West, The 1975 y hasta el soundtrack de Star Wars: The Force Awakens se empezaron a comercializar exclusivamente en la cadena de tiendas Urban Outfitters, llegando a vender el 21% del total de ventas del 2016.

Fuente: Billboard.com

Pero para escuchar los casetes se requiere un tocacintas, equipo que ya no es tan popular como antaño y que es más complicado de encontrar, a diferencia de un tocadiscos. ¿Entonces cómo se podrá disfrutar el contenido de los casetes? Muchos de ellos ahora incluyen un código QR que permite descargar las versiones digitales de las canciones contenidas.

FUENTE

LEAVE A REPLY