Android Headlines dice que Samsung estaría considerando acudir a los servicios de su compatriota y competidor LG para el desarrollo de la batería que dará energía a su próximo insignia, el cual llevaría por nombre Galaxy S8.

Este rumor circula luego del mayor tropiezo en la participación de Samsung en el negocio móvil. El fabricante, que en la actualidad es el mayor vendedor de smartphones a nivel mundial, se vio en la obligación de retirar del mercado su modelo Galaxy Note 7 y detener su producción. Antes de esta decisión drástica, miles de reportes indicaron que la phablet se sobrecalentaba y en ocasiones explotaba, lo cual supone un riesgo no solamente para la buena salud del dispositivo sino también de los usuarios. Y antes, el producto aparecía con muchas promesas destacándose, por ejemplo, por su lector de iris.

Tal como señala AH, inicialmente las baterías de Galaxy Note 7 fueron fabricadas por Samsung SDI. Luego de los reportes de ignición, y tras los llamados a revisión, la surcoreana traslado la fabricación de las nuevas baterías a la compañía ATL. No obstante, las mismas también presentaron fallas. Es en este contexto que Samsung estaría considerando acudir a LG: fallar con el Galaxy S8, el próximo en su línea de insignias, podría ser un golpe mortal para una compañía que ya ha visto su reputación manchada.

De hecho, se ha indicado que Samsung ya no volverá a utilizar la marca Note tras el fiasco del Note 7. Además, reportes señalaron que el fabricante perderá unos 17 mil millones de dólares al retirar a laphablet del mercado. Mientras tanto, Samsung sigue investigando cuál es la falla (o las fallas) que derivaron en el sobrecalentamiento y la ignición de las terminales. De acuerdo a la citada fuente, aún se desconocen las verdaderas causas, tal como señaló hace algunas jornadas The New York Times.

FUENTE

LEAVE A REPLY