La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) ha emitido una orden mediante la cual cualquier persona que viaje en un avión con uno de estos teléfonos de Samsung — que deberían ser devueltos — recibirá una multa y además podría ser juzgada en una corte.

La semana pasada la Administración de Seguridad de Tuberías y Materiales Peligrosos (PGMSA, por sus siglas en inglés) y la propia FAA, ya habían informado de la prohibición en los vuelos de EE.UU., sin embargo ahora no solo no podrás llevar el Note 7 cuando viajas, sino que además podrás recibir una multa e ir a juicio por ello.

Según un reporte de The Verge, las multas podrían ascender a US$179,933 por cada violación cometida. Además, la FAA asegura que podrán abrirse procesos penales de hasta 10 años, dependiendo de la gravedad de la falta.

FUENTE

LEAVE A REPLY