Samsung ha comenzado este lunes a entregar en varios países una “nueva” versión de su teléfono inteligente Galaxy Note 7 a los usuarios que decidieron cambiar sus terminales, tras la llamada a revisión por varios casos de ignición.

“El programa de cambio ha comenzado hoy y se está desarrollando sin problemas”, declaró un portavoz de la empresa tecnológica con sede en Seúl.

El portavoz añadió que en España también comenzarán a entregarse hoy los primeros dispositivos a los clientes, mientras México y otros países de América Latina tendrán que esperar hasta el día 30.

Los usuarios del Note 7 que entregaron su antiguo terminal recibirán en los próximos días un teléfono nuevo del mismo modelo y color, a menos que hayan solicitado en su lugar el reembolso del dinero.

El comienzo de este proceso de intercambio se produce 17 días después de que la empresa anunciara la llamada a revisión, mientras que en Canadá y Singapur ya comenzó la semana pasada y en los próximos días lo hará en el resto del mundo.

Los nuevos Galaxy Note 7 que se están entregando a los consumidores tienen el indicador de la batería en color verde para diferenciarse de la primera versión. De los más de 2,5 millones de Note 7 comercializados en todo el mundo desde el pasado 19 de agosto, unos 400 mil se vendieron en Corea del Sur y un millón en Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses de la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor (CPSC, en inglés) ordenaron el pasado viernes la retirada del millón de unidades del dispositivo debido al riesgo de que sus baterías se calienten en exceso y ardan.

Cuando el pasado 2 de septiembre Samsung retiró del mercado el Note 7 y lo llamó a revisión, reconoció 35 casos documentados en todo el mundo de terminales que ardieron durante la carga debido a baterías defectuosas.

Por su parte, la agencia federal de Estados Unidos afirmó el viernes que Samsung ha recibido 92 informes de sobrecalentamiento de baterías, incluyendo 26 de quemaduras y 55 de daños a la propiedad sólo en este país.

FUENTE

LEAVE A REPLY