visaLa empresa de tarjeta de crédito y débito Visa, nos invitó durante toda esta semana a los Estados Unidos, a diversos puntos secretos donde tienen sus centros de cómputos o más correctamente Data Centers, que son los lugares centralizados donde pasan, se procesan, analizan y registran un volumen de ventas de casi 3 billones de dólares anuales, pues la empresa Visa provee la plataforma de pagos electrónicos y digitales más grande del mundo; para dar operatividad a la tarjeta de crédito y débito Visa, que brindan operada por Visa International Service Association, con sede en San Francisco, California.

La experiencia ha sido impresionante pues nos permitió ver cómo en fracciones de segundos se procesa, valida seguridad, registra y autoriza un pago con tarjeta de crédito Visa que una persona puede estar haciendo en República Dominicana o cualquier otra parte del mundo; sin nunca ese tarjetahabiente imaginarse la cantidad de servidores (computadores de gran capacidad), programas (software) y protocolos que ese aparentemente simple pago debe de cumplir para que su tarjeta pueda der funcional y efectiva como medio de pago.

Bajo un impresionante y estricto protocolo de seguridad entramos al Data Center de Visa ubicado en la costa este de los Estados Unidos, el más grande, el más nuevo y más avanzado; capaz de realizar 150 millones de transacciones diarias, de más de 36 millones de locales, en más de 14,500 instituciones financieras, las cuales manejan más de 176 monedas diferentes. Soportado por más de 376 servidores, 277 interruptores, 85 routers y 42 firewalls, todos de última generación y capacidad de procesamiento conectados por más de 4,828 kilómetros de cable, lo que permite la rapidez e inmediatez de los pagos en nanosegundos, como anteriormente les comentaba.

Fue también interesante e impresionante ver cómo ha evolucionado el sistema financiero mundial en los últimos siglos; cómo la especie humana ha pasado del trueque, el uso de monedas de oro, el papel moneda, el dinero plástico actual (las tarjetas de crédito) y el futuro que ya es presente; de los pagos electrónicos biométricos donde toda la información financiera estará asociada a las huellas dactilares de sus dedos, al iris de sus ojos o al registro facial, que sustituirán pronto las tarjetas de crédito y marcarán un nueva era de la que les hablaremos con más detalles la próxima semana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here