cirigua roboticaDecenas de cirugías con equipamiento robótico se han realizado desde hace un año en el HOMS. Cirugía de vesícula biliar, Cirugías de Cáncer de Próstata y Urológica, de Colon, Hiato Esofágico, Bariátricas, entre otras. Así lo comenta Miguel Coste, gerente administrativo, Relaciones Públicas y Comunicaciones del centro hospitalario.

Cuatro salas disponen del Robot da Vinci y componen el 30% de la capacidad quirúrgica del HOMS.

Los resultados en los pacientes han sido satisfactorios, han retornado a sus labores en un plazo muy breve y con un mínimo de complicaciones.

Para ser sometido a una intervención con tecnología robótica, es indispensable tener el diagnóstico correcto. “Todo paciente debe pasar por un riguroso chequeo pre-operatorio donde se busca primero el diagnóstico correcto hecho por parte del especialista según el tipo de padecimiento a través de diferentes pruebas de laboratorio y exámenes médicos”, asegura Coste.

Impulso al turismo de salud
Exceptuando Puerto Rico, que es territorio norteamericano, la Unidad de Cirugía Robótica del Homs es la única del Caribe.

En la actualidad, el equipo de cirujanos robóticos de este hospital está compuesto por los doctores Rafael Sánchez Español, presidente del Consejo de Administración del HOMS; José de Jesús Álvarez Torres, Juan Félix Capellán, David B. Samadi, Héctor Sánchez Navarro, Miguel Sánchez Caba, entre otros.

La Unidad de Cirugía Robótica supone un impulso al turismo de salud en el país. Desde la gerencia del HOMS aseguran que tanto Samadi como otros colaboradores internacionales hacen del Instituto de Cirugía Robótica del HOMS un lugar de referencia mundial.

“Pacientes de todas partes del mundo pueden venir de vacaciones, disfrutar de nuestros atractivos turísticos y aprovechar de una estructura médica seria montada y pensada en todos los sentidos para que las personas puedan simultáneamente aprovechar estos escenarios a un costo mundialmente competitivo”, señala el ejecutivo.

Escrito por Daniela Cruz Gil para Listin Diario

LEAVE A REPLY