Dedo-huellas-digitales-El hecho de que a un paciente afiliado a una Administradora de Riesgos de Salud (ARS) le sean requeridas sus huellas dactilares para poder adquirir medicamentos en una farmacia, es una medida objetada por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales.

Al ser cuestionado por periodistas al respecto, el superintendente, Fernando Caamaño, dijo ayer que aunque esa iniciativa es necesaria, no está aprobaba por la entidad que preside.

“Eran muy pocas farmacias, y ya ordenamos detener ese proceso. La huellas dactilares en la factura es una inconsecuencia, ahora bien, en su momento, deberá haber el control biométrico para la identificación del afiliado real que va a la farmacia”, explicó.

En ese tenor, argumentó que se realiza una profunda investigación para determinar las razones por las cuales esas farmacias implementaron la medida.

Caamaño recordó que la Junta Central Electoral (JCE) realiza un proceso para dotar a la población de una “inteligente” cédula de identidad y electoral con controles biométricos, datos que, dijo, va a necesitar la Seguridad Social.

Es por ello que, aseguró, visitará la entidad una vez culmine la cedulación a nivel nacional.

FUENTE

LEAVE A REPLY