En los próximos meses el gobierno concentrara sus esfuerzos en obtener nuevos ingresos ante la difícil situación económica en la que se encuentra la administración publica, desde ya, nos enteramos de muy buena fuente que hay propuestas e intenciones de obtener una parte de esos nuevos recursos en el sector de las telecomunicaciones, el cual tiene ya una carga impresionante de un 28% de impuestos como resultado del 16% de ITBIS, 10% del selectivo al consumo y un 2% de Contribución al Desarrollo de las Telecomunicaciones (CDT), pero no conformes con esto y el impacto que genera de ampliación de la brecha digital, hay sectores que evalúan varios escenarios impositivos.

Una de las diversas propuestas que se contempla es la de colocar un impuesto a las ganancias de las empresas de telecomunicaciones o tributos especiales a rangos de llamadas, entre otros escenarios que al final harán que el país conserve su record mundial como el que mayor impuestos le carga a las telecomunicaciones, pues el promedio de todos los países del mundo ronda un 18%.

Más que incrementar los impuestos el gobierno debería dejar sin efecto  esas pretensiones y ejecutar un plan  de desmonte del 10%  del Impuesto Selectivo al Consumo  que afecta a los usuarios de los servicios de telecomunicaciones, para que con ese desmonte los servicios de telecomunicaciones bajen un 10%, que se debería traducir en un beneficio inmediato para los usuarios, además que impactaría positivamente el Producto Interno Bruto (PIB) y aumentaría la penetración del sector incrementando nuevos suscriptores adicionales que contribuiría a cerrar la brecha digital.

No importa la formula que se busque para crear este nuevo impuesto, ddiversos estudios que hemos realizado muestran que el alto costo impositivo lo terminan pagando los usuarios del sector telecomunicaciones, ya que se le transfieren todos los gastos del servicio, lo cual disminuye la competitividad nacional respecto a nuestros principales socios y competidores.

Seria muy desacertado, lacerante para el desarrollo del país y muy mal mensaje a los inversionistas internacionales del sector, que una vez más el despilfarro publico ponga la vista y meta la mano en el bolsillo del sector telecomunicaciones, ¡que bastante se ha degradado!

2 COMMENTS

  1. Estoy totalmente de acuerdo con su artículo. El gobierno dominicano debe de buscar una forma de quitar el 10% que montarle más a las telecomunicaciones.

    Escuché una vez, como para 2007, que el el ex presidente Leonel Fernández trataba de hacer eso, pero se le fue negado en ambas reuniones con legisladores y altos poderes del Congreso Nacional.

    No sé qué le pasa a este país, pero no vamos por buen camino.

    Me gustaría utilizar esta información en mi página a ver si abrimos conciencia de esto.

    Gracias.

  2. Es increíble como es que se habla de educación en este país y se habla de aplicar mas impuestos a las telecomunicaciones; se habla de sistematizar los procesos y damos pasos agigantados pero para atrás en lo que debería ser una prioridad del estado. No quieren reconocer que el analfabetismo electrónico es impresionantemente grande y con esto solo se buscaría ensanchar mas la “Brecha Digital” o mas bien “El Gran Cañon digital” que nos separa de todo el mundo. Impuesto a Juegos, alcohol, austeridad, mejor manejos de recurso, ESO es lo que puede traer esa entrada extra k se necesita.

LEAVE A REPLY