El fabricante asiático Lenovo ha emprendido una campaña para la retirada de hasta 160,000 unidades de ThinkCentre M70z y M90z que fueron vendidas a lo largo y ancho del planeta entre mayo de 2010 y el pasado mes de enero.

¿El motivo? Según ha explicado la propia compañía, esta partida de PCs todo en uno presenta un defecto en la fuente de alimentación que, en teoría, podría provocar su sobrecalentamiento y posterior incendio.

Aunque no se conocen noticias de usuarios que hayan resultado heridos, sí se sabe que dos equipos estadounidenses que presentaban este fallo han causado ciertos problemas. Uno de ellos llegó a incendiarse, mientras que el otro comenzó a expulsar humo. Ambos casos fueron denunciados ante la Consumer Product Safety Commission, y un tercero también acabó en llamas en otro lugar del mundo.

Los ThinkCentre perjudicados no se limitan a un canal de ventas en particular. Lenovo advierte que los consumidores pudieron hacerse con ellos en la tienda online, por encargo telefónico o a través de cualquiera de sus socios de canal. Por eso ya ha recomendado a los propietarios de un M70z o de un M90z que dejen de usarlos, deconecten la fuente de alimentación de la red y soliciten un equipo de reemplazo. En la página de soporte de Lenovo se puede consultar si determinado ordenador está afectado por la medida o no.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta