Las redes sociales y los dispositivos móviles pueden representar un gran riesgo aún mayo para el fraude de identidad, asegura un informe que recoge que más de 11,6 millones de adultos en Estados Unidos fueron víctimas de fraude de identidad en 2011, un 13% más si se compara con los datos de 2010. Al menos es lo que asegura la empresa de investigación de mercado Javelin Strategy and Research.

Cerca del 7% de los usuarios de un smartphone fueron víctimas de un fraude de identidad, frente al 4,9% de usuarios afectados tomando como base la población general. El estudio de Javelin muestra que el 62% de los encuestados asegura que no utilizan contraseña o código pin para bloquear sus dispositivos. Un 32% admite guardar información de accesos en sus dispositivos.

Para James Van Dyke, presidente de Javelin Strategy and Research, los usuarios deben vigilar y controlar sus datos cuando adoptan nuevas tecnologías móviles y sociales para no ponérselo más fácil a los ciberdelincuentes.

Las conductas que se adoptan en torno a las redes sociales y los móviles hacen que los usuarios sean más vulnerables al fraude, dice el informe. Los usuarios de LinkedIn, Google+, Facebook y Twitter son los que generan más incidentes de fraude.

Grandes cantidad de información personal que a menudo se utiliza para autentificar a los usuarios online se comparte libremente en internet, como la fecha del cumpleados. El nombre de la escuela a la que se va, o de la mascota son las preguntas de seguridad más usuales de los servicios online, y es información que se ofrece sin pudor; un 63% de los encuestados muestran el nombre de su escuela en sus perfiles públicos y un 12% muestra el nombre de sus mascotas.

Fuente

LEAVE A REPLY